1/05/2016

NOTICIAS DEL V CONGRESO DEL FUTURO - 19 AL 24 ENERO 2016.....


 


CALENTAMIENTO CLIMÁTICO, DE PARÍS A SANTIAGO.

Llegar a fines del siglo XXI con un aumento de sólo dos grados centígrados de la temperatura del planeta por sobre la era preindustrial es el acuerdo que se pretende alcanzar en la 21° Conferencia de las Partes (COP 21) de la Convención Marco de las Naciones Unidas de Cambio Climático, que por estos días se celebra en París.
Tarea titánica resulta aunar agendas con intereses tan disimiles como la de los países ricos y de los emergentes, pero es inevitable hacerlo porque tal como afirman los menos pesimistas: "esta generación de seres humanos es la primera en sentir los efectos del cambio climático y la última en tener la oportunidad de revertirlo".
No pocos creen que ya es tarde para cualquier medida que no sea pasar lo más pronto posible a una era post carbónica y reemplazar el uso de los combustibles fósiles -cuyas emisiones son responsables del efecto invernadero- por las energías renovables no convencionales (ERNC).


Entre estas últimas se destaca la energía producida por los rayos del sol, donde nuestro país tiene ventajas comparativas pues cuenta con el desierto de Atacama que, por sus singulares condiciones geográficas, resulta ser uno de los dos lugares del planeta que recibe la mayor irradiación solar.
Pero, además, tiene la preeminencia de no estar atravesado por conflictos geopolíticos como ocurre en el desierto Del Sahara y que atentan contra la seguridad de cualquier proyecto que se pretenda impulsar en el yermo africano.


Según diversos expertos, en la medida que se incremente la capacidad de las celdas fotovoltaicas de acumular la irradiación solar (hoy un 20% real, en laboratorio un 50%) se podrá contar con energía limpia para desalinizar el agua de mar y generar energía eléctrica para abastecer a la industria y los medios de transporte.
De acuerdo a los optimistas la irradiación solar que el desierto chileno recibe durante un año alcanzaría para abastecer de energía durante igual período si no a la mitad del planeta, al menos a toda Latinoamérica.


GENERADOR DE BASURA ELECTRONICA
América Latina

Reflexionar sobre la contaminación del planeta, es parte de la investigación que cientos de científicos realizan día a día. Detenerse en ello, aunar criterios, buscar soluciones y tomar decisiones para el mañana, forman parte de la propuesta que nos presentará el V Congreso del Futuro 2016 el cual reunirá -en Chile- a cerca de 100 líderes del pensamiento científico- humanista, del 19 al 24 de enero.

Para ello es importante mirar a América Latina. Así lo hizo un estudio de la asociación de empresas de la industria móvil GSMA y el Instituto para el Estudio Avanzado de la Sostenibilidad de la Universidad de Naciones Unidas que reveló que esta región mundial se ha transformado en un gran generador de basura electrónica del mundo, llegando a producir -en 2014- el 9% del total de ella, es decir, equivalente a 3.900 kilotones.

El informe titulado "e-waste en América Latina: Análisis estadístico y recomendaciones de política pública", revela que en los próximos cuatro años los residuos electrónicos de esta parte del mundo crecerán entre un 5% y un 7% anual, alcanzando casi 4.800 kilotones para 2018. De la misma forma, el documento identifica los desafíos principales en la gestión de los desechos electrónicos en Latinoamérica, centrándose en particular en las oportunidades para la recolección y el reciclaje de teléfonos móviles.

Dentro de LATAM la mayor parte de los residuos de los aparatos eléctricos y electrónicos son generados en Brasil y México: 1.400 kt y 1.000 kt, respectivamente. Esto se debe a la gran cantidad de habitantes en estos países. Por persona, Chile y Uruguay son los que más e-waste producen: 9,9 y 9,5 kg p/p, respectivamente. Para 2018, se espera que Uruguay supere a nuestro país en la generación de desechos electrónicos per cápita.

EN CHILE Chile aún no cuenta con una ley sobre e-waste. Según consigna el informe, los residuos electrónicos son tratados en el contexto de la legislación sobre residuos peligrosos, pero un proyecto de ley específico sobre desechos electrónicos basado en REP está en desarrollo. Aunque el país no cuenta con una legislación específica sobre la materia, unas pocas empresas de reciclaje están certificadas para reutilizar RAEE, principalmente, a través de desmontaje manual y exportación de fracciones críticas.
En los últimos años, dado el trabajo activo de RELAC (Residuos Electrónicos en Latinoamérica y el Caribe), el país ha llevado a cabo diversas iniciativas, campañas de concientización y proyectos piloto, que incluyeron la participación voluntaria de algunos productores de AEE.

RECOMENDACIONES DEL INFORME
Al mismo tiempo el informe emitido por la asociación de empresas de la industria móvil GSMA y el Instituto para el Estudio Avanzado de la Sostenibilidad de la Universidad de Naciones Unidas hace una serie recomendaciones para guiar de políticas públicas sobre desechos electrónicos en América Latina, entre las que destacan:

  • Desarrollar campañas de concientización a través de las autoridades públicas, con el apoyo de fabricantes, proveedores de servicios, minoristas y municipios, con el fin de educar a los consumidores acerca del rol fundamental que tienen en la cadena de reciclaje.
  • Garantizar acceso fiable a las materias primas para permitir el acceso futuro a metales clave y eficacia en la cadena de reciclaje.
  • Organizar la recolección selectiva de teléfonos móviles como el primer y fundamental paso en la cadena de reciclaje. Sin embargo, los beneficios sociales del reciclado de los residuos electrónicos (especialmente para teléfonos móviles) sólo se pueden lograr si todo el e-waste recolectado se canaliza hacia las mejores opciones de tratamiento.
  • Reconocer el principio de responsabilidad extendida del productor (REP) mediante un proceso coordinado con fabricantes, importadores, distribuidores, comerciantes y empresas de gestión de e-waste, basado en modelos ambiental y económicamente sostenible

PROPUESTAS EMITIDAS POR EL INFORME Este informe hace un llamado a colaborar con las autoridades competentes y las partes interesadas en la región para promover, diseñar e implementar las políticas, normas, regulaciones y programas de gestión efectiva de e-waste basados en el principio REP.
Al mismo tiempo, busca fomentar el establecimiento de plataformas de discusión coordinadas con todos los actores involucrados en la cadena y promover la participación de fabricantes, importadores, distribuidores, compañías recolectoras de residuos electrónicos y empresas de reciclaje de e-waste, sin perder de vista al consumidor.
Es así como el desarrollar políticas públicas a nivel Latinoamericano, en materia de reciclaje de residuos eléctricos y electrónicos, se debe hacer con suma urgencia ya que es parte del desafío del futuro que debemos tomar como sociedad, considerando que "Las decisiones de mañana son ahora"....



Las plantas tienen nuestros cinco sentidos y quince más

Neurobiólogo Vegetal,  Stefano Mancuso, quien ha dedicado sus últimos años a indagar sobre el mundo vegetal señaló que a pesar de carecer de una nariz, las plantas cuentan con “olfato y gusto”.

La habilidad de las plantas para percibir cambios en su medio ambiente y reaccionar frente a éstos se conocía desde hace varias décadas, pero sólo recientemente ha sido aceptado como observaciones científicamente válidas.

Hace ya casi 45 años atrás se reportó que el daño generado por insectos en hojas de plantas de tomate y papa inducía una rápida acumulación de un compuesto de defensa en las hojas dañadas, e inesperadamente, también en las hojas cercanas no dañadas de la misma planta. 

Más tarde se reportó que el daño causados por insectos a las hojas de unos álamos generaba una respuesta de defensa en esos árboles y también en los cercanos de otra especie, revelando entonces un desconocido mecanismo de comunicación entre las plantas. En otras palabras, los álamos que estaban siendo devorados podían “avisar” a otras floras cercanas que se prepararan para un ataque inminente.

También se reportó que cuando plantas de maíz eran atacadas por las larvas de una polilla, liberaban una alta cantidad de compuestos volátiles.  Se observó que estos compuestos volátiles causaban la llegada de un tipo de avispa que parasitaba estas larvas, proponiéndose entonces que esto constituía un eficaz mecanismo de defensa del maíz frente al ataque de estas larvas.

Se propuso entonces el concepto de “Inteligencia vegetal” para referirse a las respuestas de las plantas frente a los cambios de su entorno, entre otros, la capacidad de comunicación mediante mensajes químicos.

El doctor en Ciencias, Stefano Mancuso (49 años), es una de las máximas autoridades en neurobiología vegetal y sus investigaciones están enfocadas en la inteligencia vegetal y en la capacidad de las plantas de resolver problemas.

El fundador y director del Laboratorio Internacional de Neurobiología de las Plantas de la Universidad de Florencia llegará a Chile en el mes de enero al V Congreso del Futuro,  oportunidad en que expondrá en el cuarto bloque del jueves 21 de enero (17:00 a 19:00) en el marco del macrotema: La civilización del futuro: ¿humana o artificial?.

 Aquí les dejamos una entrevista realizada por la periodista Ima Sanchís y publicada en La Vanguardia en marzo de 2015. 


 
Stefano Mancuso, neurobiólogo vegetal

"Las plantas tienen nuestros cinco sentidos y quince más"

 IMA SANCHÍS 31/03/2015

 ¿Las plantas sienten?

Mucho más de lo que sentimos los animales. Y no es mi opinión o percepción, es una evidencia científica.

No es usted un iluminado.

No. Sabemos que perciben los cambios eléctricos, el campo magnético, el gradiente químico, la presencia de patógenos... 

¿Oyen, ven...?

Las plantas tienen nuestros cinco sentidos y quince más. No tienen ojos y oídos como nosotros, pero perciben todas las gradaciones de la luz y las vibraciones sonoras. 

¿Y les gusta la música?

Ciertas frecuencias, sobre todo las bajas (entre los 100 Hz y los 500 Hz), favorecen la germinación de las semillas y el crecimiento de las plantas hacia la fuente de ese sonido, que equivale a frecuencias naturales como la del agua que corre, pero hablar o cantar a las plantas es perder el tiempo.

¿Hay sonidos bajo tierra?

Se ha descubierto que las raíces producen sonido y son capaces de percibirlo. Eso sugiere la existencia de una vía de comunicación subterránea.

 Tampoco tienen nariz.

Su olfato y gusto son muy sensibles. Perciben las moléculas químicas, es su modo de comunicación, cada olor es un mensaje. Y tienen tacto, basta ver a cámara rápida cómo palpa una planta trepadora.

 ¿Y dice que se comunican?

Se comunican con otras plantas de la misma especie a través de moléculas químicas volátiles, mandan por ejemplo mensajes de peligro. Si un insecto se le está comiendo las hojas, la planta produce al instante determinadas moléculas que se difunden kilómetros y que avisan de que hay un ataque en curso.

 ¿Y cómo se defienden?

De muchas maneras. Pueden aumentar sus moléculas venenosas o producir proteínas indigeribles para el insecto. Muchas plantas al ser comidas por un insecto emiten determinadas sustancias para atraer a otros insectos que lo depreden.

 Eso es comunicación entre especies.

Las plantas producen muchas moléculas químicas cuyo único objeto es manipular el cerebro de los animales, en ese contexto se inscriben las drogas.

 Un ejemplo...

Estudios recientes demuestran que un naranjo o un limonero en flor actúa de diferente manera según la cantidad de polen que lleve el insecto. Si lleva mucho polen, aumenta en el néctar la cantidad de cafeína para activar su cerebro, para que se acuerde de esa planta y vuelva. Si lleva poco polen, corta la cafeína.

 ¿Inteligencia vegetal?

Si inteligencia es la capacidad para resolver problemas, las plantas son capaces de responder de manera adecuada a estímulos externos e internos, es decir: son conscientes de lo que son y de lo que las rodea.

 ¡Eso es mucho!

Hemos ignorado cómo funciona el 99,7% de la vida en el planeta y no podemos permitírnoslo porque nuestra dependencia del reino vegetal incluye -además del aire, la comida y los fármacos- la energía (los combustibles fósiles son depósitos orgánicos).

 Desconocemos el 90 por ciento de las plantas.

En su evolución las plantas han producido millones de soluciones que son muy distintas de las que han producido los animales. Hasta ahora el hombre ha basado su tecnología en cómo estamos hechos nosotros: un centro de mando y una jerarquía de órganos, y así se organizan nuestras sociedades, gobiernos, máquinas...

 Hay otro mundo en el que inspirarnos.

Estudiar las plantas nos dará una cantidad ingente de posibilidades tecnológicas. Por ejemplo, las redes: una red de internet y un conjunto de raíces son muy similares. Pero las plantas son redes vivas, imagine lo que podemos llegar a aprender de ellas.

 ¿Son altruistas?

Compiten con otras especies y cooperan si son del mismo clan. Pero hay algunos ejemplos extraordinarios en los que podemos hablar de un alto grado de altruismo. Hay una investigación muy hermosa que se hizo hace cuatro años en Canadá.

Cuénteme.

Se aisló a un gran abeto del acceso al agua, y los abetos de alrededor le pasaron sus nutrientes durante años para que no muriera. Las plantas son organismos sociales tan sofisticados y evolucionados como nosotros.

¿Cuidan de su prole?

En las plantas observamos el cuidado parental que observamos en los animales más evolucionados. En un bosque denso, para que un árbol recién nacido adquiera cierta altura para poder hacer la fotosíntesis y ser autosuficiente han de pasar al menos diez o quince años durante los cuales será alimentado y cuidado por su familia.

 ¿Dónde tienen el cerebro?

Las neuronas son las únicas células en los animales que producen y transmiten señales eléctricas. En las plantas, la mayor parte de las células de su cuerpo lo hacen, y en la punta de las raíces tienen muchísimas. Podríamos decir que toda la planta es cerebro.

 


Autos eléctricos que revolucionan el transporte

Establecer altos impuestos a vehículos tradicionales y ofrecer atractivas exenciones en la compra de móviles eléctricos es parte de los desafíos del país escandinavo para aumentar el uso masivo de autos no contaminantes.

Gran éxito ha tenido la estrategia de Noruega de reemplazar su flota de automóviles a combustión de petróleo por coches impulsados con tecnología no contaminante, luego de superar considerablemente el objetivo inicial de contar -en 2017- con un registro de 50 mil autos eléctricos privados en el país.

Según consigna un informe publicado por New York Times  -a septiembre 2015- ya circulaban por las calles del país escandinavo 66 mil vehículos eléctricos más otras 8 mil unidades hibridas (gasolina-eléctrico), dando como resultado una cifra  mayor a la esperada inicialmente.  

Los incentivos que ayudaron a superar las proyecciones originales fueron la eliminación del impuesto de ventas del 25 por ciento y de un gravamen en el permiso de circulación de los vehículos eléctricos cuyo promedio alcanza US$12 mil dólares según el peso y las emisiones contaminantes.

Un impulso adicional al uso de este tipo de vehículos en Noruega, es que ellos son cargados con energía hidroeléctrica producida por sus ríos, “lo que hace que la electricidad que ocupa este país -95%- sea limpia y relativamente barata”, señala el texto escrito por David Jolly.

En lo referido a los beneficios ambientales del cambio de flota, estos no resultan mayormente convenientes si la electricidad a emplear es generada por plantas de energía alimentadas con carbón. En Estados Unidos, por ejemplo,  los autos eléctricos utilizan la energía de una red que se nutre de la quema de combustibles fósiles, con lo que aumentan la huella total de carbono y no cumple el objetivo de reducir las emisiones mundiales y combatir el cambio climático.

Para Noruega la preocupación por el medio ambiente resulta ser diferente  ya que a diferencia de lo que ocurre en EE.UU donde en 2014 la energía hidroeléctrica sólo representó el 6 % de la producción total mientras que el carbón en cambio constituyó el 39 % y el gas natural, el 27 %, el país escandinavo se ha preocupado de que todos los procesos  que involucren  a los vehículos eléctricos vayan en paralelo con la disminución de material contaminante para el planeta.


 


Misión a Júpiter hace escala en Chile

Josian Fábrega, director para Latinoamérica de Airbus Defence and Space -empresa líder de la industria espacial que enviará una sonda a Júpiter en 2022-  presentará en Chile exposición sobre proyecto Rosetta.

“Explorando el espacio desde el espacio: Rosetta y otras misiones interplanetarias”, es el nombre de la exposición que presentará Josian Fábrega,  el próximo 19 de enero, en el V Congreso del Futuro a realizarse en nuestro país y al que asistirán cerca de 100 líderes del pensamiento humanista-científico.

El ingeniero de programas y director de desarrollo y ventas para América Latina de Airbus Defence and Space, explicará a los asistentes las implicancias científicas y tecnológicas de la misión Rosetta, proyecto promovido por la Agencia Espacial Europea (ESA) que comenzó en 2004 y concluyó el 12 de noviembre de 2014, cuando una sonda espacial con el mismo nombre orbitó para permitir el aterrizaje del módulo Philae, en el cometa Churimov-Guerasimenko.

La exposición  de Josian Fábrega en el V Congreso del Futuro adquiere gran importancia si se considera que -a comienzos del mes de diciembre- la multinacional Airbus firmó contrato por 350 millones de euros con la Agencia Espacial Europea (ESA) para desarrollar y fabricar JUICE, una sonda que despegará con destino a Júpiter -durante el año 2022- con la misión de estudiar potenciales mundos habitables en torno a ese planeta.
La sonda JUICE (“Júpiter ICy moons Explorer) será lanzada al espacio por un cohete Ariane 5 y aprovechando el impulso gravitatorio de la Tierra, Venus y Marte, tardará siete años en llegar a Júpiter.  Durante tres años y medio orbitará ese planeta y luego se situará en la órbita del satélite helado, Ganimedes. Ella, estará equipada con instrumentos de observación “sin precedentes” para evitar perturbaciones y se nutrirá de energía gracias a un panel solar de 97 metros cuadrados, “el más grande construido para una misión interplanetaria”.
Una misión sin precedentes respaldada por Airbus Defence and Space, división operativa de Airbus Group –creada el año 2000 como European Aeronautic Defence and Space (EADS) con la fusión de compañías de Francia, Alemania y España-  la cual en la actualidad  ocupa el sitial de una de las 10 empresas más importantes de defensa del planeta y  líder de la industria espacial mundial.

Pero la misión a Júpiter no es la única, actualmente Airbus construye otras destinadas al Sol (Solar Orbiter), Mercurio (BepiColombo) y Marte (ExoMars) y ha participado en todas las misiones interplanetarias de la ESA, como Venus Express, Mars Express, Titán o Rosetta.