RADIO KOSMOS CHILE

RADIO KOSMOS CHILE

2/28/2015

10 billones de planetas como la Tierra en nuestra galaxia


Pueden existir 10 mil millones de planetas como la tierra en nuestra galaxia.

Alrededor del 40 por ciento de las estrellas enanas rojas pueden tener orbitando a su alrededor planetas del tamaño de la Tierra que puedan tener las condiciones adecuadas para la vida.

Las enanas rojas - que son más pequeña y fría que nuestro sol - son muy comunes, que constituyen el 80 por ciento de las estrellas en la galaxia. Su ubicuidad sugiere que hay decenas de miles de millones de posibles lugares para buscar vida fuera de la Tierra, con al menos 100 de esos planetas en los alrededores.

La nueva estimación proviene de un equipo de astrónomos que usan el HARPS (High Accuracy Radial velocity Planet Searcher, o Buscador de Planetas de Alta Precisión de Velocidad Radial), un telescopio "cazador de planetas" del European Southern Observatory para ver una muestra de 102 enanas rojas cercanas en un período de seis años. El telescopio comprobó un bamboleo característico de la estrella, indicando que al menos un planeta estaba siendo atraído mientras orbitaba alrededor.

En la búsqueda se encontraron nueve planetas con entre 1 y 10 masas terrestres, incluyendo dos en la zona habitable, posiblemente dándoles la temperatura adecuada para tener agua líquida. Debido a que las enanas rojas no producen tanto calor como el sol, sus zonas habitables se producen mucho más cerca de la estrella.

Los planetas más grandes, del tamaño de Júpiter, se encontraron alrededor de menos del 12 por ciento de las enanas rojas, lo que sugiere que son más raros que los pequeños mundos rocosos.

Hasta hace poco, los astrónomos sólo podían adivinar el número de estrellas con planetas a su alrededor. Ahora, con los más de 700 exoplanetas confirmados, los investigadores finalmente tienen datos suficientes para comenzar la búsqueda del número exacto.

Un equipo anterior sugiere que una cuarta parte de las estrellas similares al Sol tienen un planeta del tamaño de la Tierra alrededor de ellos, mientras que otro grupo estima que existe un planeta para cada uno de las cien mil millones de estrellas en nuestra galaxia.

Los astrónomos esperan poder construir algún día un telescopio capaz de visualizar directamente la luz de un planeta extrasolar y ver si contienen los productos químicos reveladores de la vida, como el oxígeno o metano .
60.000 millones de planetas en zonas habitables de la Galaxia.
Recreación artística de un planeta extrasolar. | NASA

Científicos de la Universidad de Chicago y la Universidad de Northwestern han realizado una nueva estimación que duplica el número de planetas potencialmente habitables que orbitan enanas rojas, el tipo más común de estrellas en el universo. Este hallazgo implica que sólo en la Vía Láctea, unos 60.000 millones de planetas pueden estar orbitando estrellas enanas rojas en zona habitable.

Los expertos han basado su estudio, publicado por la revista Astrophysical Journal Letters, en rigurosas simulaciones por ordenador del comportamiento de las nubes en los planetas extrasolares.

Los datos actuales de la misión Kepler de la NASA sugieren que hay aproximadamente un planeta del tamaño de la Tierra en la zona habitable de cada una enana roja. Sin embargo, esta nueva investigación ha duplicado ese número.

Un planeta que orbita una estrella como el Sol tendría que completar una órbita a su alrededor una vez al año para estar lo suficientemente lejos y mantener el agua en su superficie. "Si está en órbita alrededor de una estrella de masa baja o enana, tiene que orbitar alrededor de una vez al mes o cada dos meses para recibir la misma cantidad de luz solar que recibimos del Sol", ha señalado uno de los autores de la investigación, Nicolás Cowan.

Cowan ha explicado que la fórmula para el cálculo de la zona de habitabilidad de planetas extrasolares -donde pueden orbitar su estrella, manteniendo el agua líquida en su superficie- se ha mantenido casi igual desde hace décadas. Pero la fórmula deja de lado, en gran medida, las nubes, que ejercen una importante influencia climática.

"Las nubes causan calentamiento y causan enfriamiento en la Tierra", ha indicado el científico. Esto se debe a que "reflejan la luz solar para enfriar las cosas y absorben la radiación infrarroja desde la superficie para producir un efecto invernadero". Eso es "parte de lo que mantiene el planeta lo suficientemente caliente como para sustentar la vida", ha señalado Cowan.

 
Nuestro lugar en el vecindario galáctico  

Un nuevo modelo que examina la estructura de la Vía Láctea dice que nuestro "Brazo Local" de estrellas es más importante de lo que creíamos

En algunas culturas se solía decir la Tierra era el centro del universo. Sin embargo, en una serie de "grandes degradaciones", como escribió el astrónomo Carl Sagan en su libro Pale Blue Dot (Un pálido punto azul, si bien fue titulado al publicarlo en castellano como Un punto azul pálido), nos enteramos de que estamos muy lejos de ser el centro de cualquier cosa. El Sol mantiene la posición central prominente en el centro del Sistema Solar, pero nuestra estrella es de tamaño medio, situada en un vulgar suburbio de estrellas… en un brazo galáctico de los más pequeños, lejos del centro de la Vía Láctea.


Pero quizás nuestro barrio no es tan tranquilo o humilde como pensábamos. Un nuevo modelo que examinó la estructura de la Vía Láctea dice que nuestro "Brazo Local" de estrellas es más importante de lo que creíamos.

"Hemos encontrado que no hay mucha diferencia entre nuestro brazo local y los otros brazos prominentes de la Vía Láctea, en contraste con lo que los astrónomos pensaban antes", dijo el investigador Alberto Sanna, del Instituto Max-Planck de Radioastronomía, al hablar hoy en la reunión anual de la Sociedad Astronómica Americana en Indianápolis, Indiana.

Sanna dijo que una de las principales cuestiones de la astronomía es cómo vería la Vía Láctea un observador fuera de nuestra galaxia.

Si usted se imagina la Vía Láctea como una galleta ondulada, nuestra estrella se encuentra en un barrio en medio de dos grandes ondas (el brazo de Sagitario y el brazo de Perseo). Antes pensábamos que el brazo local (o brazo de Orión) era sólo un pequeño espolón entre los brazos. Nuevas investigaciones, que utilizaron mediciones de paralaje trigonométrico, sin embargo, sugieren que el brazo local podría ser un "ramal significativo" de uno de los dos brazos.

En pocas palabras, nuestro vecindario estelar es más grande y más brillante de lo que pensábamos.

Como parte del BeSSeL Survey (Bar and Spiral Structure Legacy Survey, o Estudio del Patrimonio de la Estructura de Barra y Espiral), utilizando el Very Long Baseline Array (VLBA), los astrónomos pueden hacer mediciones más precisas de distancias cósmicas. El VLBA utiliza una red de 10 telescopios que trabajan juntos para averiguar lo lejos que están las estrellas y otros objetos.

Es difícil calcular la distancia de la Tierra a otras estrellas. Generalmente, los astrónomos utilizan una técnica llamada paralaje, que mide la cantidad que se mueve una estrella cuando la vemos desde la Tierra.

Cuando nuestro planeta está en sitios opuestos de su órbita en primavera y otoño, por ejemplo la ubicación aparente de los objetos estelares cambia ligeramente.

Cuanto mayor es la precisión con que se puede medir este cambio, mejor el sentido que tenemos de la distancia de una estrella.

El VLBA llevó a cabo una búsqueda de lugares en nuestra galaxia donde las moléculas de agua y de metanol mejoran las ondas de radio (en un efecto también conocido como máser), de manera similar a cómo los láseres fortalecen las ondas de luz. Los máseres son como faros estelares para los radiotelescopios, declararon desde el Observatorio Nacional de Radioastronomía.

Entre 2008 y 2012, el VLBA ha seguido las distancias (y los movimientos de) varios máseres con una mayor precisión que antes, lo que llevó a los nuevos hallazgos.

¿Los resultados ayudarán a aliviar nuestro "complejo de inferioridad", después de todos esos grandes descensos?

"Yo diría que sí, es una buena conclusión decir que somos más importantes", le dijo Sanna a Universe Today. "Pero lo más importante, ahora estamos mapeando la Vía Láctea y descubriendo cómo podría aparecer la Vía Láctea para un observador externo. ¡Ahora sabemos que el Brazo Local es algo que un observador sin duda notará desde lejos! "

http://www.taringa.net/posts/ciencia-educacion/16799067/Nuestro-lugar-en-el-vecindario-galactico-ha-sido-actualizad.html