11/17/2014

El vínculo entre materia oscura y energía oscura.

Un nuevo modelo afirma que la materia oscura se estaría desgastando a favor de la energía oscura.

Physical Review Letters

En el intento de arrojar luz sobre la causa de la actual reducción del ritmo de formación de las grandes estructuras del cosmos, un grupo de investigadores de la Universidad de Portsmouth y La Sapienza de Roma ha elaborado una teoría que proporciona una mejor explicación de la evolución del universo, tanto cercano como lejano, en comparación con el modelo cosmológico estándar.

Según un artículo publicado en la revista Physical Review Letters, existe cierta coincidencia entre la nueva hipótesis y la información procedente de diferentes experimentos, como las recientes observaciones de la radiación cósmica de microondas por parte del satélite Planck y de otros telescopios terrestres. Por esta razón, los investigadores creen que su interpretación del universo se ajusta mejor a los datos observacionales que el modelo cosmológico estándar, en el que la materia y la energía oscura evolucionan de forma independiente la una de la otra.

En su estudio, los autores suponen que, en los últimos 7 mil millones de años, tuvo lugar algún tipo de transformación de materia oscura en energía oscura, por lo que, en este nuevo escenario cosmológico, el parámetro que describe la interacción entre sendas entidades sería distinto de cero. En concreto, si la materia oscura se está disolviendo lentamente a favor de la energía oscura, que estaría dominando de forma progresiva el cosmos, las perspectivas de futuro para la evolución del universo apuntan a un espacio cada vez más vacío en materia.

A pesar de necesitar una variable adicional para expresar dicha interacción, la teoría propuesta consigue simplificar la interpretación de ciertos parámetros que dificultan la descripción del universo actual. Por esta razón, el trabajo presenta buenas perspectivas para facilitar la comprensión del mayor rompecabezas de la cosmología moderna, la energía oscura, que, en la escala cosmológica, está estrechamente ligado a la suerte del universo.

El estudio constituye uno de los primeros en afirmar que los datos experimentales y su análisis estadístico parecen indicar la existencia de un escenario diferente al del modelo cosmológico estándar. Con todo, los científicos señalan que el tipo de interacción entre materia y energía oscuras es sustancialmente distinto del que ha sido propuesto en los últimos años, por lo que, en el futuro, será interesante comprobar si la nueva teoría será capaz de predecir nuevos datos experimentales.

Más información en Physical Review Letters. Una versión gratuita del artículo está disponible en el repositorio arxiv.

 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario