RADIO KOSMOS CHILE

RADIO KOSMOS CHILE

1/31/2012

2012: crónicas del fin del mundo Extraterrestres:
una leyenda de película



3 Publicado en 31 diciembre 2011
Un conocido periódico sensacionalista en Londres Inglaterra a mediados de 2011, ponía en alerta a la población aficionada a los ovnis con el siguiente titular: “El 2012 será el año del contacto, porque el fin se acerca”. El titular fusionaba los dos mitos modernos que mejores ventas tienen: los ovnis y el supuesto fin del mundo.
Existen varias preguntas recurrentes del público sobre el tema, en las actividades de difusión de la Astronomía que realizamos en el Observatorio Astronómico de Tarija.


¿Existen los extraterrestres?
La respuesta de los astrónomos aquí y en todo el mundo es siempre tajante y firme: “NO”, la ciencia astronómica contestará con un “SI”, cuando tenga pruebas. En relación a vida extraterrestre, el famoso astrónomo Carl Sagan decía: “Si solo hubiese vida en la Tierra, que espacio desperdiciado habría”, ya que las probabilidades de su existencia son muy grandes. La Astronomía descubrió (hasta ahora) cerca a 800 exoplanetas que orbitan otras estrellas en nuestra galaxia, y está comprobado que las estrellas cercanas a los núcleos de las Galaxias forman sistemas con planetas, por lo que debería ser muy común que muchos de estos posean vida. Y al existir más de cuatrocientas mil millones de Galaxias en el Universo, las probabilidades se incrementan.


¿Y qué, de los “avistamientos” que algunos medios de comunicación informan?
Ninguna de esas noticias suelen tener pruebas científicas de que se trate de una nave de otro planeta o algo parecido. Solo se vio una luz o alguien afirmó haberla visto. Cuando se interviene con conocimientos científicos para investigar el tema, la respuesta objetiva es: un meteoro (estrella fugaz), una satélite artificial, una ozono sonda, un fenómeno óptico o basura espacial ingresando a la atmósfera, un hecho fácil de explicar que se lo suele tratar con un exagerado toque de fantasía.


¿Las potencias mundiales, ocultan información sobre vida extraterrestre?
Cuando se compruebe la existencia de vida en algún lugar del Universo, será el descubrimiento más importante de la historia de la humanidad. ¿Alguien creería que una potencia mundial podría mantener oculta semejante hazaña?


¿Por qué los astrónomos nunca vieron ni ven naves extraterrestres si estudian el cielo todas las noches del año?
Esa es la prueba fehaciente de la no existencia de “platillos voladores” de otros mundos, todo fenómeno observado tiene explicación. Aunque se están buscando con radio telescopios, señales creadas artificialmente que puedan provenir del espacio exterior con el proyecto mundial SETI, aún sin resultados.
Concluimos, que otro de los grandes mitos que será utilizado el año 2012 para darle un toque aún más aterrador y fantástico a las profecías catastróficas (que venderán más que nunca) es la de los ovnis. Un lucrativo negocio para los vendedores de fantasías, y una oportunidad de oro para hacer que la ciencia en general y la Astronomía en particular se vuelvan populares. 
2012: crónicas del fin del mundo COMETAS Y ASTEROIDES: LOS ENVIADOS DEL MAL



4 Publicado en 02 enero 2012
En tiempos remotos, el cielo fue un lugar de misterio, duda y temor. El desconocimiento de las leyes naturales que rigen el orden universal hizo que el firmamento se convierta en una fábrica de mitos y leyendas. Se les atribuían a los fenómenos astronómicos, fuerzas ocultas que presagiaban catástrofes. Un eclipse solar solía ser el terror de cualquier grupo humano, lo propio una lluvia de meteoros (estrellas fugaces) podía cambiar el destino de una sociedad, para bien o para mal de acuerdo a la conveniencia del gobernante, emperador o rey de turno. En la antigüedad, cuando la astronomía estaba muy estrechamente relacionada con la astrología y otras creencias mágicas, también los cometas eran considerados como presagio de acontecimientos excepcionales como: la muerte de gobernantes, el estallido de una guerra o el advenimiento de pestes. Estas erróneas creencias han perdurado en sectores de la sociedad hasta nuestros días, a pesar de que hace mucho tiempo se conoce la naturaleza exacta de los cometas.
Lo propio en la actualidad, pese a los avances de la tecnología y la ciencia astronómica, aún se culpa a los asteroides y cometas de futuros desastres. Azuzados por la ciencia ficción y las ganancias que generan las series internacionales prolijamente elaboradas, los infaltables mercaderes de la catástrofe global, afirman el impacto de tal o cual asteroide o cometa, indicando incluso fechas fatídicas. Isaac Asimov, famoso escritor de ciencia ficción y divulgación científica, quien se enfrentó a las supersticiones y a las creencias infundadas afirmaba que: « La tontería siempre se cree más fácilmente que lo que tiene sentido »
Para la astronomía, los cometas son objetos fríos que orbitan al Sol, llegan a tener diámetros de algunas decenas de kilómetros. Generalmente provienen de grandes distancias (más allá de Plutón) y cada vez que pasan cerca de nuestra estrella, se calientan lo suficiente para desprender una nube de gas y polvo. Cuando el gas y el polvo se alejan del cometa, arrastrados por la energía del Sol, se forma una cola que deja enjambres de partículas. Cuando la Tierra atraviesa la órbita de un cometa, estos fragmentos impactan la atmósfera convirtiéndose en “estrellas fugaces”.


Los asteroides, son objetos rocosos que se encuentran en órbita alrededor del Sol, cuyas dimensiones varían desde un pequeña roca hasta los 600 Km. de diámetro, con una superficie irregular y ausencia de atmósfera.
Esos factores hacen que no sean considerados como planetas, ni planetas enanos, son cuerpos menores junto a los cometas (según la nueva clasificación del Sistema Solar). Alrededor del 95% de estos cuerpos ocupan un espacio comprendido entre las órbitas de Marte y de Júpiter, sin embargo, algunos grupos orbitan cercanos al Sol, a Mercurio y otros se alejan hasta la órbita de Saturno. El impacto de un cometa o un asteroide con la Tierra es muy improbable. No se pueden modificar las leyes de la mecánica celeste con solo una afirmación trágica. Aunque hace millones de años, cuando la atmósfera de la Tierra no se había formado y el Sistema Solar se encontraba en sus primeras etapas, si hubo impactos catastróficos. El 2012, estos viajeros del Sistema Solar seguramente volverán a ser novedad en las manos de la literatura fantasiosa, y la ciencia astronómica estará presta a esclarecer dudas, con un pensamiento crítico. 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario