RADIO KOSMOS CHILE

1/31/2012

TORMENTAS SOLARES.....

video

video
Una gran tormenta solar alcanza la Tierra



Una gran erupción solar desencadenó el 23 de enero una eyección de masa coronal que se desplazó a 1.400 kilómetros por segundo y que alcanzó la Tierra al día siguiente. Una erupción energética de este nivel puede estropear los satélites, así que los equipos de operaciones en la ESA y otras organizaciones siguieron de cerca la tormenta.
Una eyección de masa coronal (CME, en sus siglas en inglés) es una nube gigante de plasma magnetizado que parte de la atmósfera del Sol, la corona, hacia el espacio interplanetario. Ocurren a menudo asociadas a las erupciones solares. Esta eyección de masa coronal fue detectada por los satélites SOHO (de la ESA y la NASA), y Estéreo (NASA).
Las CMEs pueden producir tormentas geomagnéticas cuando alcanzan la Tierra, entre dos y seis días después de su emisión.
La erupción solar se produjo a las 03:59 GMT del pasado lunes, y provocó el chorro de protones más potente desde 2005.
Es probable que esta CME genere en la Tierra tormentas geomagnéticas menores. Lo más probable es que no causen efectos graves en la infraestructura –como las redes de telefonía-, pero sí podría dar lugar a auroras en las latitudes altas.
La erupción solar fue más intensa que la media y la tormenta de protones es la primera fuerte en los últimos siete años, pero no se esperan efectos visibles en tierra. (Fuente: ESA)
RADIO KOSMOS CHILE INICIARA SUS TRANSMISIONES EL 1ª DE MARZO DEL 2012.

2012: crónicas del fin del mundo
LA PROFECÍA MAYA


1 Publicado en 29 diciembre 2011
Autor: Pável Balderas Espinoza
Técnico del Observatorio Astronómico Nacional Tarija-Bolivia
Coordinador General de la Sección Materia Interplanetaria: Meteoros y Bólidos LIADA. Miembro de la ABA (Asociación Boliviana de Astronomía)


En todo el mundo, la profecía de “moda” que quita el sueño a más de uno, es la de los mayas. Libros, películas, documentales y conferencias sobre el tema ponen en apuros a los más escépticos. Una mentira que fácilmente podemos desmitificar. Para aquello necesitamos algunas herramientas: 1.- Pensamiento crítico. 2.- Conocimientos básicos de Historia y Astronomía 3.- Algo de tolerancia y mucho sentido del humor. Armados de los 3 elementos mencionados, desmitificaremos la supuesta profecía del fin del mundo de los mayas.


Paso 1 (Mito 1)
Los mayas fueron una civilización de semidioses, por lo que tenían la capacidad de profetizar los acontecimientos del futuro estudiando el cielo. Su última profecía está grabada en las inscripciones dejadas por su cultura, una de las más avanzadas de su época.


Paso 1 (Realidad 1)
Los mayas fueron una más de las civilizaciones de la historia de la humanidad: crearon su propia escritura, realizaron complejos cálculos matemáticos y astronómicos, tenían una elaborada organización social así como su propia religión, construyeron fabulosos templos de adoración a sus dioses, su cultura imperó hace casi mil quinientos años antes de nuestra era en lo que hoy es Centro América. Sucumbieron por la sobreexplotación de su entorno y ante una colosal sequía. No fueron semidioses, solo fueron seres humanos.


Paso 2 (Mito 2)
Los mayas profetizaron una alineación de todos los planetas del Sistema Solar, donde termina su calendario, cuya fecha coincide con el 21 de diciembre de 2012 de nuestro calendario actual. Alineación que marcará el fin de una era (el fin del mundo).


Paso 2 (Realidad 2)
Los mayas como casi todas las culturas a lo largo de la historia, se dieron cuenta que parte de su entorno era el cielo, al no poder explicar que eran esos puntos luminosos (estrellas) o esas esferas de fuego (el Sol y la Luna) optaron por hacerlos sus dioses, además de acuerdo a su inclinación, marcaban ciertos cambios en el medio ambiente lo que hoy llamamos estaciones. Los mayas ni ninguna otra cultura antigua, sabía de la existencia de planetas, desconocían por completo lo que hoy conocemos sobre los complejos mecanismos que rigen el Universo. Por lo tanto los mayas solo hacían pronósticos astronómicos.


Paso 3 (Mito 3)
La alineación de Planetas profetizada por lo mayas para el 21 de diciembre de 2012 de nuestro calendario actual, hará que los mismos al encontrarse en conjunción con la Tierra sumen sus fuerzas de gravedad y que el planeta colapse, produciéndose grandes terremotos y maremotos que harán, debido a la masiva destrucción, que toda la humanidad desaparezca.

Paso 3 (Realidad 3)
La anterior es la más errada, imaginaria y hasta cómica de las afirmaciones. Un astrónomo aficionado o cualquier persona con un mínimo conocimiento de Astronomía Básica entiende: que si bien las alineaciones de planetas se dan (como la alineación de planetas de mayo de 2011, visible por las madrugadas en los cielos de Tarija) debemos entender que los planetas no están relacionados entre si, ya que vistos desde la Tierra presentan una alineación aparente. Nuestra vista no puede discernir, la enorme separación en distancia que existe entre los objetos celestes observados. Es más, el 21 de diciembre de 2012 no habrá alineación de planetas, y si la hubiera, solo sería un espectáculo visual para disfrutarlo. El año 2012, llegará cargado de estas y otras mentiras verdaderas, que a fuerza de repetirse se convertirán en solo: leyendas urbanas. El mundo no se “acabará” solo por el hecho de que alguien lo afirme. Porque las afirmaciones extraordinarias, requieren pruebas extraordinarias.
2012: crónicas del fin del mundo Nostradamus: el mito del siglo XXI


2 Publicado en 30 diciembre 2011
Se denominan mitos: a las historias creadas por los pueblos, culturas o sociedades para explicar lo incomprensible de todo aspecto humano, social y natural, que cargadas de un grado enorme de fantasía, se pueden convertir en afirmaciones aparentemente verdaderas por la fuerza de la repetición.
Michelle de Nostradamus ha sido elevado al altar de los dioses por las editoriales y los mercaderes de la astrología fantasiosa, o como los astrólogos modernos prefieren llamar a su actividad; “la ciencia de la anticipación”. Denominativo que carece de aceptación en el mundo científico.
Desde el punto de vista objetivo, la astrología no es más que una fantasía. El querer determinar lo que ocurrirá en el futuro, a no ser que sean cálculos de probabilidades con el método científico, estudiando el comportamiento anterior del hecho que queremos determinar, la astrología es un vil engaño. Pese a que los dedicados a este “trabajo” (llámese: astrólogos, clarividentes, pitonisas, nigromantes, brujos, adivinos o videntes) se desviven por convencernos de lo contrario, esta es una actividad netamente mercantil y engañosa. Acontecimiento que ocurre en el ámbito mundial: sea político, social, natural o científico, es atribuido a una predicción del mencionado adivino, con ríos de tinta se hacen las historias que se convierten en verdades, a fuerza de repetirlas machaconamente.


Derrumbando el mito de la astrología
Los inicios.
La astrología tuvo sus comienzos en Babilonia hace 5.000 años, una época en la que debido al desconocimiento de las características del Sistema Solar y del Universo que conocemos hoy en día, se creía que el cielo y las estrellas eran divinos, y que cualquier cambio en éstos influiría en los seres humanos. Muchas otras civilizaciones antiguas, como los mayas, egipcios, chinos, etc. desarrollaron de forma independiente otros sistemas similares.
Las constelaciones zodiacales (zoológico de animales mitológicos).
Los griegos combinaron los sistemas babilónico y egipcio, creando una “filosofía del universo“. En el siglo II D.C., Claudio Ptolomeo, en su libro Almagesto, describe un sistema de “casas“, que dividía la zona cercana al plano de la eclíptica (la región de la bóveda celeste por donde se mueven el Sol, la Luna y los planetas, en su movimiento aparente) en catorce constelaciones o “casas” debido a que uno de sus calendarios poseía 14 meses.


Los astrólogos “modernos”.
Toman en cuenta solo 12 constelaciones zodiacales debido a que el calendario occidental tiene 12 meses. Hicieron a un lado a Ofiuco y Cetus, aunque un “avivado” hace unos años “redescubrió” a Ofiuco y claro, causó revuelo entre los creyentes de la fantasiosa astrología. Aún así, no es relevante que existan más o menos constelaciones zodiacales, ya que son solo dibujos arbitrarios creados por culturas antiguas, que la astronomía moderna usa para identificar zonas del cielo. En su gran mayoría, los astrólogos “modernos” al no conocer las leyes básicas que rigen los objetos del Sistema Solar, la Galaxia y el Universo, continúan afirmando como sus antecesores, que las estrellas y los planetas influyen definitivamente en la conducta y el destino de los seres humanos, que sumado a la elaboración de horóscopos y venta de amuletos para protegernos de la mala suerte, encandilan a los incautos. Es absurdo pensar, que un grupo de estrellas no relacionadas entre sí y separadas en ocasiones por millones de años luz, puedan influir de alguna manera en el carácter y el destino de las personas. Significa que los practicantes y creyentes de esta actividad, usan un “pensamiento mágico” como hace miles de años. En conclusión: Nostradamus y la astrología, no son más que invenciones muy lucrativas. 

2012: crónicas del fin del mundo Extraterrestres:
una leyenda de película



3 Publicado en 31 diciembre 2011
Un conocido periódico sensacionalista en Londres Inglaterra a mediados de 2011, ponía en alerta a la población aficionada a los ovnis con el siguiente titular: “El 2012 será el año del contacto, porque el fin se acerca”. El titular fusionaba los dos mitos modernos que mejores ventas tienen: los ovnis y el supuesto fin del mundo.
Existen varias preguntas recurrentes del público sobre el tema, en las actividades de difusión de la Astronomía que realizamos en el Observatorio Astronómico de Tarija.


¿Existen los extraterrestres?
La respuesta de los astrónomos aquí y en todo el mundo es siempre tajante y firme: “NO”, la ciencia astronómica contestará con un “SI”, cuando tenga pruebas. En relación a vida extraterrestre, el famoso astrónomo Carl Sagan decía: “Si solo hubiese vida en la Tierra, que espacio desperdiciado habría”, ya que las probabilidades de su existencia son muy grandes. La Astronomía descubrió (hasta ahora) cerca a 800 exoplanetas que orbitan otras estrellas en nuestra galaxia, y está comprobado que las estrellas cercanas a los núcleos de las Galaxias forman sistemas con planetas, por lo que debería ser muy común que muchos de estos posean vida. Y al existir más de cuatrocientas mil millones de Galaxias en el Universo, las probabilidades se incrementan.


¿Y qué, de los “avistamientos” que algunos medios de comunicación informan?
Ninguna de esas noticias suelen tener pruebas científicas de que se trate de una nave de otro planeta o algo parecido. Solo se vio una luz o alguien afirmó haberla visto. Cuando se interviene con conocimientos científicos para investigar el tema, la respuesta objetiva es: un meteoro (estrella fugaz), una satélite artificial, una ozono sonda, un fenómeno óptico o basura espacial ingresando a la atmósfera, un hecho fácil de explicar que se lo suele tratar con un exagerado toque de fantasía.


¿Las potencias mundiales, ocultan información sobre vida extraterrestre?
Cuando se compruebe la existencia de vida en algún lugar del Universo, será el descubrimiento más importante de la historia de la humanidad. ¿Alguien creería que una potencia mundial podría mantener oculta semejante hazaña?


¿Por qué los astrónomos nunca vieron ni ven naves extraterrestres si estudian el cielo todas las noches del año?
Esa es la prueba fehaciente de la no existencia de “platillos voladores” de otros mundos, todo fenómeno observado tiene explicación. Aunque se están buscando con radio telescopios, señales creadas artificialmente que puedan provenir del espacio exterior con el proyecto mundial SETI, aún sin resultados.
Concluimos, que otro de los grandes mitos que será utilizado el año 2012 para darle un toque aún más aterrador y fantástico a las profecías catastróficas (que venderán más que nunca) es la de los ovnis. Un lucrativo negocio para los vendedores de fantasías, y una oportunidad de oro para hacer que la ciencia en general y la Astronomía en particular se vuelvan populares. 
2012: crónicas del fin del mundo COMETAS Y ASTEROIDES: LOS ENVIADOS DEL MAL



4 Publicado en 02 enero 2012
En tiempos remotos, el cielo fue un lugar de misterio, duda y temor. El desconocimiento de las leyes naturales que rigen el orden universal hizo que el firmamento se convierta en una fábrica de mitos y leyendas. Se les atribuían a los fenómenos astronómicos, fuerzas ocultas que presagiaban catástrofes. Un eclipse solar solía ser el terror de cualquier grupo humano, lo propio una lluvia de meteoros (estrellas fugaces) podía cambiar el destino de una sociedad, para bien o para mal de acuerdo a la conveniencia del gobernante, emperador o rey de turno. En la antigüedad, cuando la astronomía estaba muy estrechamente relacionada con la astrología y otras creencias mágicas, también los cometas eran considerados como presagio de acontecimientos excepcionales como: la muerte de gobernantes, el estallido de una guerra o el advenimiento de pestes. Estas erróneas creencias han perdurado en sectores de la sociedad hasta nuestros días, a pesar de que hace mucho tiempo se conoce la naturaleza exacta de los cometas.
Lo propio en la actualidad, pese a los avances de la tecnología y la ciencia astronómica, aún se culpa a los asteroides y cometas de futuros desastres. Azuzados por la ciencia ficción y las ganancias que generan las series internacionales prolijamente elaboradas, los infaltables mercaderes de la catástrofe global, afirman el impacto de tal o cual asteroide o cometa, indicando incluso fechas fatídicas. Isaac Asimov, famoso escritor de ciencia ficción y divulgación científica, quien se enfrentó a las supersticiones y a las creencias infundadas afirmaba que: « La tontería siempre se cree más fácilmente que lo que tiene sentido »
Para la astronomía, los cometas son objetos fríos que orbitan al Sol, llegan a tener diámetros de algunas decenas de kilómetros. Generalmente provienen de grandes distancias (más allá de Plutón) y cada vez que pasan cerca de nuestra estrella, se calientan lo suficiente para desprender una nube de gas y polvo. Cuando el gas y el polvo se alejan del cometa, arrastrados por la energía del Sol, se forma una cola que deja enjambres de partículas. Cuando la Tierra atraviesa la órbita de un cometa, estos fragmentos impactan la atmósfera convirtiéndose en “estrellas fugaces”.


Los asteroides, son objetos rocosos que se encuentran en órbita alrededor del Sol, cuyas dimensiones varían desde un pequeña roca hasta los 600 Km. de diámetro, con una superficie irregular y ausencia de atmósfera.
Esos factores hacen que no sean considerados como planetas, ni planetas enanos, son cuerpos menores junto a los cometas (según la nueva clasificación del Sistema Solar). Alrededor del 95% de estos cuerpos ocupan un espacio comprendido entre las órbitas de Marte y de Júpiter, sin embargo, algunos grupos orbitan cercanos al Sol, a Mercurio y otros se alejan hasta la órbita de Saturno. El impacto de un cometa o un asteroide con la Tierra es muy improbable. No se pueden modificar las leyes de la mecánica celeste con solo una afirmación trágica. Aunque hace millones de años, cuando la atmósfera de la Tierra no se había formado y el Sistema Solar se encontraba en sus primeras etapas, si hubo impactos catastróficos. El 2012, estos viajeros del Sistema Solar seguramente volverán a ser novedad en las manos de la literatura fantasiosa, y la ciencia astronómica estará presta a esclarecer dudas, con un pensamiento crítico. 
Enero 2012…

Por fin llegó el año 2012.
Astronómicamente, nos aguardan un par de eclipses de Luna, alguno de Sol, conjunciones, oposiciones y el muy especial Tránsito de Venus (junio), ya que debido a cuestiones de mecánica celeste, se dan en secuencias de (aproximadamente) 120 años y 8, por lo que tendremos uno este año y el siguiente, será en diciembre del 2117…
Este evento está movilizando a todo el mundo, en especial al ámbito educativo. Una página a la que puede recurrir (en inglés y algo de castellano) es: www.transitofvenus.org , allí encontrarán recursos, lecturas, actividades, materiales, tecnología y mucho más.


Por otra parte…
Tanto se ha hablado, dicho, escrito, difundido sobre el 2012.
Historias;”predicciones”; novelas; libres interpretaciones; ciencia manipulada y sobre todo, las autodefinidas como tales, que al mejor estilo de los antiguos sabios de las cortes, presagian desastres, cambios, alteraciones y en el mejor y más liviano de los casos, un “renacer espiritual de la humanidad”…
El problema, es que involucran a la astronomía en tantísimo evento que en realidad no sucederá. Palabras de física como magnetismo, gravedad, masa, mal utilizados por doquier
Se tergiversan, términos, palabras y se modela todo hasta hacerlo encajar al milímetro en lo que pretenden difundir o hacer creer al público (adeptos, seguidores o cómo se defina en cada caso).
Claro que la ciencia no es así.
No es modelable. Justamente, es una de sus principales cualidades.
En muchos casos, se utiliza el viejo recurso del “misterio” y “grandes verdades secretas finalmente reveladas”. Como en novelas juveniles, la mezcla de suspenso, misterio, “secretos descubiertos” está a la orden del día y muchos se hacen de grandes cantidades de dinero, gracias a libros, película y “cursos” de todo tipo.
Claro que hay un par de preguntas interesantes que si alguien tuviese ganas de pensar, podría en algún momento hacerse.
. . . Calendario Maya. ¿Calendario Maya?
Vapuleado como pocas cosas, los arqueólogos y antropólogos actualmente se tiran de los pelos, sin entender de dónde salió todo lo que se dice, ya que en ninguna parte del hoy archí famoso Calendario Maya, se habla de ningún desastre, desaparición, extinción, o menos aún, de cometas, asteroides, “energías” o “alineaciones catastróficas”.
Sólo y simplemente, en los cálculos astronómicos para la confección de su calendario, lógicamente en algún momento, le pusieron fin. Sería ingenuo pensar que lo harían para toda la eternidad.
Lo mismo que sucede con cualquier efeméride astronómica (eclipses, conjunciones, oposiciones o lo que gusten) y no por ello se está “anunciando el fin del mundo”.
Por otra parte, ya se ha predicho el fin del mundo (por haberlo interpretado de diversas fuentes) para el 5 de mayo del 2000 entre otras muchas, (que la revista Sky&Telescope en su momento calificó de “venta de pescado podrido”) con las más recientes del 11 de noviembre del 2011 y las fallidas de febrero y octubre (porque se equivocaron al predecir febrero, así que pasó a octubre… ¡Pavada de error!)…
Y podríamos seguir.
Pero la historia es demasiado repetida.
¿Cuántas veces anunciaron ya el fin de este mundo?... ¡Y aquí estamos!
En definitiva, esto sólo demuestra que parte de la humanidad, no está satisfecha con la vida que tiene o el mundo que le rodea, por lo que busca que un mega evento la modifique.
Quizás habría que poner manos a la obra para cambiar lo que no nos gusta, algo que seguramente, tiene muchas más probabilidades de resultar efectivo, que el sentarse a esperar “la apertura de un portal energético que nos torne buenos y generosos”.
(Arriba, imagen generada con el programa Celestia, de tal cómo estarán ubicados los planetas el día 21 de diciembre de este año: ninguna alineación.)
Ahora… ¡Disfrutemos del maravilloso universo del que todos formamos parte!
¡Feliz año!
Fuente: http://liada.net/universo/cielo/  

1/22/2012

INFORMACION A NUESTROS SEGUIDORES.

INFORMAMOS A NUESTROS RADIOESCUCHAS QUE RADIO KOSMOS CHILE SUSPENDERA SU PROGRAMACION DIARIA A CONTAR DEL 22 DE ENERO HASTA EL 29 DE FEBRERO DEL 2012 POR RAZONES TECNICAS.
NOS VEMOS EL 1 MARZO 2012.
Hugo Pinaud R.
Director de Radio Kosmos Chile y
Centro Científico Tecnológico