RADIO KOSMOS CHILE

2/09/2011



Galaxias

Son las cosas más grandes del Universo. Tienen gas, polvo y miles de millones de estrellas o soles (es lo mismo). Al comienzo de la historia todos creían que la Tierra era el centro del Universo y que todo giraba alrededor nuestro. Pero luego supieron que los planetas no giraban alrededor de la Tierra sino alrededor del Sol aunque seguían creyendo que hasta las estrellas daban vueltitas en torno al Sol. Más tarde, siguieron investigando, y supieron que el Sol no es muy importante al lado de otras estrellas y que es una más entre las 300.000 millones que pueblan la Vía Láctea, que es nuestra galaxia y también se enteraron que estamos en un bordecito de ella. No hace mucho los astrónomos nos contaron cuantas galaxias han descubierto. ¡Unas 100.000 millones de galaxias! ¡Este Universo es enorme! Galaxias espirales Las galaxias tienen formas muy distintas. Estas tienen forma de remolino, como el que se hace cuando sacas el tapón de la bañadera. Tienen un centro bastante gordito donde están las estrellas más grandes, de edad y de tamaño también, de ahí salen los brazos en espiral con lo que también me recuerda a la forma de un pulpo. La Vía Láctea tiene esta forma. Espirales barradas Estas son muy raras, del centro sale una barra de la que se desprenden los brazos en forma de espiral. Los astrónomos no saben muy bien por qué estas galaxias tienen esta forma.


Galaxias elípticas
¡Que palabra rara elíptica! ¿Por qué no dicen directamente redonditas? Estas galaxias tienen forma de pelota. Algunas son bien redonditas como una pelota de fútbol, otras son más alargadas como una pelota de rugby y otras son mucho más achatadas como si fueran una pelota pero pinchada. Se las observa de muchos tamaños diferentes pero por lo general son más chiquitas que las espirales y muchas veces giran alrededor de ellas como si fueran una galaxia-luna. Galaxias irregulares Siempre, en toda familia, hay alguien que es desprolijo. Estas son las desprolijas en la familia de las galaxias. No tienen una forma definida. A simple vista podemos encontrar en un cielo del campo a las Nubes de Magallanes. Estas no son nubes de verdad sino dos galaxias irregulares que giran alrededor de la Vía Láctea. ¿En cuanto tiempo? Muchísimo, tanto que no podemos detectar su movimiento ni siquiera en muchos años.



Este que ves en el dibujo es un telescopio reflector Newtoniano ¿palabras complicadas no? Están hechos de espejo y te ayudan a observar muchas cosas hermosas del cielo estrellado.

Las galaxias también se agrupan en lo que llamamos cúmulos de galaxias. Son grupos de muchas de ellas. La Vía Láctea forma parte de un cúmulo o familia de galaxias junto con otras 32 de distintas formas y tamaños llamado Grupo Local. Otra actividad linda para hacer una noche de cielo despejado es mirar esa franja de muchas estrellas que cruza el cielo, es el brazo más interior de nuestra propia galaxia. Encontrarás algunas nubosidades (nebulosas) y te propongo que inventes figuras como lo hicieron los pueblos más antiguos.



Caminando por las galaxias



¿Alguna vez se preguntaron qué tan lejos están las galaxias entre si? Cuando alguien nos comenta este dato suele usar siempre una medida común en el Universo que es el año luz. El año luz no es una escala de tiempo como su nombre podría llegar a confundirnos al comienzo sino una medida de distancia, como el metro, el kilómetro pero mucho, mucho más grande. Es la distancia que recorre la luz, que es lo más rápido de todo el Universo, en un año terrestre. Mientras nosotros damos una vuelta alrededor del Sol, la luz, que viaja a nada más ni nada menos que 300.000 kilómetros por segundo cubriría más o menos unos 9 billones de kilómetros. Esto es un 9 seguido de 12 ceros o para ser más exacto 9.460.700.000.000 kilómetros. No podríamos hablar de las distancias a las estrellas y mucho menos a las galaxias con números tan grandotes.
Pero, vuelvo a la pregunta. ¿Alguna vez te preguntaste qué tan lejos están las galaxias entre si? Bueno, trataremos de achicar un poco esos números tan grandes y vamos a apretar tanto a las galaxias que nos queden lo suficientemente pequeñas que entren en nuestra ciudad. Como alguna vez lo hicimos con el Sistema Solar pero ahora tendremos que usar una escala aún más grande: 100.000 años luz será para nosotros igual a 100 metros.
Nuestra galaxia, la Vía Láctea, forma parte de un grupo de galaxias que llamamos Grupo Local. Es la segunda galaxia más grande del sistema después de Andrómeda. El tamaño de la Vía Láctea es de 100.000 años luz de diámetro, un disco de brazos en espiral como si fuera un remolino gigante con brazos que salen todos de un núcleo como una pelota achatada que está en el centro. Este disco entonces tendrá para nosotros unos 100 metros de diámetro, como es redondo, va a ocupar toda la manzana, por ejemplo, de nuestra casa. Estos brazos también tienen un grosor, por supuesto, que es de 70 centímetros (tres veces el cordón de la vereda).
Juntarse con personas que les gustan las mismas cosas que a nosotros es algo emocionante. ¿Ya averiguaste si en tu ciudad hay un observatorio o un centro de astrónomos aficionados?


Es importante saber que el Sol se encuentra casi en uno de los bordes de esta galaxia, en nuestra escala, a 30 metros del centro y saber también que todo el Sistema Solar, que en realidad, si contamos hasta la nube de cometas que rodea al Sol a un año luz de distancia, tendrá en este Universo encogido ¡apenas 2 milímetros de diámetro!
Desde aquí emprenderemos un camino hacia otras galaxias. Normalmente estamos acostumbrados a aceptar que la Tierra tiene un satélite natural: la Luna, incluso que planetas como Júpiter tienen 16 lunas o Saturno 23 dando vueltas a su alrededor. También sabemos (si no lo sabían se los cuento) que las estrellas también están la mayoría de las veces acompañadas y que podríamos ver en algún viaje imaginario que alguna otra vez, o en alguna otra página haremos, dos, tres o más estrellas girando en un baile estelar que nada tiene que envidiarle al grupo del Teatro Colón. Lo que parece demasiado es enterarnos que hay galaxias completas que giran alrededor de otras. Una galaxia es un grupo de millones de estrellas, gas y polvo y todo eso ¡girando alrededor de otra aún más grande!
Nuestra Vía Láctea tiene dos galaxias satélites. Son la Gran Nube de Magallanes y la Pequeña Nube de Magallanes. Las dos se pueden ver a simple vista desde nuestro cielo sur cuando la noche está despejada y nos alejamos un poquito de las luces de las ciudades donde vivimos. La Nube Mayor de Magallanes está a 170 metros de nuestra galaxia y es mucho más chiquita que la Vía Láctea, tiene apenas 30 metros mientras que la Pequeña Nube de Magallanes es de sólo 20 metros de grande y está casi a dos cuadras de nosotros.
Seguramente has visto muchas veces a Venus, Marte, Júpiter o Saturno pero te los confundiste con estrellas. El secreto es que las estrellas titilan mientras que los planetas tienen una luz constante. También tienes que buscar a los planetas por el mismo caminito que en el cielo hacen la luna y el sol y que los astrónomos llaman la Eclíptica.


Si seguimos con este juego encontraremos al sistema en Draco a 3 cuadras y con un tamaño de apenas dos metros. Los del Hemisferio Norte podrán ver en su cielo una galaxia en la constelación de la Osa Mayor, o podrán decirnos a nosotros que nos movamos 280 metros para encontrarla de tan solo 3 metros, igual de chiquita que la galaxia de la constelación del Escultor que se encontraría unos 10 metros más allá, como si estuviera en la casa de al lado. Estas son las que tenemos más o menos cerca, son muy chicas por los que no les prestamos demasiada atención. Cuatro cuadras y media nos separarán de un sistema como el de Fornax (el Horno), estas últimas son galaxias pero distintas en su forma a la Vía Láctea, son elípticas, es decir, son como pelotas de estrellas, pelotas más o menos achatadas pero sin ese núcleo central ni los brazos en espiral como hablábamos al comienzo (mejor dicho como yo escribía y ustedes leían al comienzo).
Dentro de este Grupo Local las dos galaxias en Leo son muy conocidas, están a 780 metros (Leo II) y 1.800 metros (Leo I) aunque sus tamaños son de dos y tres metros respectivamente.
Por fin llegamos a la Gran Espiral de Andrómeda, sí, como la nuestra pero todavía más grande. Esta ocupa unos 120 metros y tendremos que caminar 23 cuadras para visitarla. Vale la pena, un grupo de 400.000 millones de estrellas se puede ver también desde la Tierra a simple vista, claro que es más cómodo verla desde el Hemisferio Norte pero nos la podemos arreglar para mirarla también desde el Sur. Como toda galaxia gigante que se precie de tal, tiene satélites, son galaxias elípticas (las redonditas) a una cuadra de distancia de ella y de 5 (M32) y 7 metros de diámetro (NGC 205).
Así hemos recorrido algunas de las más de 30 galaxias que le hacen compañía a la nuestra, la Vía Láctea, en el Universo más cercano. Todavía no nos hemos alejado mucho de nuestro vecindario, para ir a otras galaxias que no fueran de nuestro grupo tendríamos que viajar hasta 5.000 kilómetros para lo que nuestro jueguito más que hacerlo caminando requeriría de un avión o micro muy cómodo. Espero que les haya gustado, que no se hayan cansado mucho por un viaje de miles de años luz y puedan haber aprendido algo.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario