RADIO KOSMOS CHILE

4/29/2010


Chile capital mundial de la Astronomía.


video
video

EXISTIRÁN 2 OBSERVATORIOS ASTRONÓMICOS EN CERRO ARMAZONES





Uno ya esta instalado y es el del Instituto de Astronomía de la Universidad Católica del Norte

Nombre:
Instituto de Astronomía
Descripción:
Grupo perteneciente al Instituto de Astronomía de la Universidad Católica del Norte, destinado a la divulgación de la astronomía a todos aquellos fanáticos y fanáticas del Universo.
Dirección de correo electrónico:
astronomia@ucn.cl

Oficina:
Instituto de Astronomía, Universidad Católica del Norte
Lugar:
Avenida Angamos 0610
Antofagasta, Chile

OCA (Observatorio Astronómico Cerro Armazones) es un proyecto del Instituto de Astronomía de la Universidad Católica del Norte y el Instituto de Astronomía de la Universidad de Bochum, con la ayuda además de importantes empresas e instituciones, tales como ESO, Inacesa, Soimi y CONICYT.
El Observatorio Cerro Armazones (OCA) fue inaugurado el día 2 de diciembre de 1995, posee en la actualidad tres telescopios de 1. 5 m, 84 cm. y 41 cm. de diámetro.
El desarrollo de este proyecto es de gran importancia debido al lugar en que se encuentra, ya que en el mundo hay muy pocos lugares con observatorios bajo un cielo de tal calidad. OCA goza de aproximadamente 350 noches despejadas por año.

Características

OCA se encuentra ubicada geográficamente a 70° 11′ 47″ de longitud oeste y 24° 35′ 51″ latitud sur, aproximadamente a 130 Km. al sureste de la ciudad de Antofagasta en la llamada Sierra Vicuña Mackenna. Se emplaza en un terreno de 52.700 hectáreas entregadas a nuestra universidad bajo concesión por Bienes Nacionales a comienzos de la década de los ‘90, como un área protegida y reservada para fines astronómicos.

El Cerro Armazones es claramente notorio en esta región. Domina el paisaje con una altura de 3.064 metros sobre el nivel del mar. La aridez, transparencia del cielo, y el gran número de noches despejadas por año, hacen de esta región uno de los lugares más privilegiados del mundo para la astronomía óptica y en infrarrojo cercano. La posición del OCA y del VLT aprovecha dos importantes características geográficas que contribuyen a la calidad de los cielos del lugar. Por un lado, la Cordillera de la Costa detiene los frentes nubosos provenientes del Océano Pacífico a baja altura debido a la corriente oceánica fría de Humboldt. Por otro lado, la Cordillera de los Andes detiene los frentes provenientes del Océano Atlántico.

El Cerro Armazones tiene una ventaja comparativa con otros lugares para instalar el telescopio más grande del mundo, European Extremely Large Telescope (E-ELT). El informe elaborado por la ESO, organismo a cargo del proyecto y que debe elegir dónde se ubicará, estipuló que es el Cerro Armazones el sitio perfecto, ya que posee el mejor balance de calidad del cielo y puede trabajar de forma integrada con el Observatorio Paranal, ubicado en dicho lugar.
El lugar se ubica en pleno desierto de Atacama, tiene una temperatura media anual de 21° C, está a 3.050 metros de altura y cielos extremadamente claros y despejados.

El Consejo de ESO recibió este informe con las principales conclusiones del Comité Asesor para la Selección del Sitio del European Extremely Large Telescope (E-ELT) y deberá tomar una decisión en su próxima reunión, donde tomará en consideración las recomendaciones del Comité, que eligió a Chile.

Según el informe, todos los lugares posibles para construir en telescopio: Armazones, Ventarrones, Tolonchar y Vizcachas en Chile, y La Palma en España; tienen buenas condiciones para la observación astronómica, cada uno con sus particulares fortalezas, pero que el Cerro Armazones del norte de Chile es el mejor.

El ELT espera explorar y descubrir cosas que por ahora están fuera del alcance de los actuales telescopios, sobre todo planetas extrasolares o encontrar alguna señal de vida.
Con un espejo de 42 metros, el ELT tendrá un costo de 90 millones de euros.
Astrónomos de diversas nacionalidades, compuesto también por chilenos, ya habían destacado las ventajas inigualables del Cerro Armazones para construir este telescopio.
El panorama nocturna muestra a cerro Armazones en el desierto chileno, cerca del Observatorio Paranal de ESO, emplazamiento del Very Large Telescope (VLT). Cerro Armazones fue elegido como el lugar donde se instalará el futuro European Extremely Large Telescope (E-ELT), que con su espejo de 42 metros de diámetro será el ojo más grande del mundo hacia el cielo.

De noche en la instalación de ESO que monitoriza la calidad astronómica del cielo en Cerro Armazones, en el desierto chileno, cercano al Observatorio Paranal de ESO, donde se ubica el Very Large Telescope (VLT). Cerro Armazones fue elegido como el emplazamiento para instalar el European Extremely Large Telescope (E-ELT), que con su espejo de 42 metros de diámetro, será el ojo más grande del mundo en el cielo.


El equipo del European Extremely Large Telescope (E-ELT) estudió media docena de lugares potenciales para el futuro observatorio E-ELT que, con su espejo de 42 metros de diámetro, será el ojo más grande del mundo en el cielo. Varios aspectos debieron ser considerados en el proceso de selección del emplazamiento. Los parámetros tomados en consideración no se restringieron a la “calidad del cielo”, sino que incluyeron aspectos científicos más generales, así como parámetros esenciales para la construcción y operación. La imagen superior muestra el Cerro Armazones, seleccionado como la ubicación del E-ELT. Armazones se encuentra en Chile, no muy lejos del Observatorio Paranal de ESO, hogar del emblemático Very Large Telescope.

La ESO definió el lunes 26 de abril del 2010 la ubicación del telescopio más grande del mundo.

Los 14 países del Observatorio Europeo Austral (ESO) se reunieron para decidir la ubicación del mayor de sus proyectos: el Telescopio Europeo Extremadamente Grande. Chile compite con España y, aunque nuestro país ya obtuvo la aprobación del comité científico, ahora debe obtener al menos nueve de los 14 votos para quedarse con el proyecto.
http://www.latercera.com/contenido/739_253768_9.shtml
Por Francisco Rodríguez I.
23/04/2010

El mundo astronómico está inquieto. ¿El motivo? El lunes se reunieron en Alemania los representantes de los 14 países que componen los Observatorios Europeos Australes (ESO) para votar dónde se ubicará definitivamente el E-ELT, el telescopio más grande del mundo que proyecta construir esta entidad científica en Chile o España: los dos postulantes.

Nuestro país corre como favorito, pues en marzo pasado el comité científico de la ESO apoyó la opción chilena que postula construir el E-ELT en cerro Armazones, en la Segunda Región del país, por la notoria calidad de nuestros cielos y por la ínter conectividad operacional y científica que habría con el observatorio Paranal de ESO a kilómetros del lugar.

Ahora, sin embargo, Chile debe sortear la votación de los 28 representantes de los 14 países miembros de ESO: uno de perfil científico y otro político. Ambos deben entregar un voto único por país en la reunión de este lunes. Para que uno de los dos países resulte ganador, debe contar con dos tercios de los votos, es decir nueve. Si no se logra ese acuerdo, la decisión se posterga hasta la próxima cumbre.

España, que postula ubicar el E-ELT en La Palma, no se queda atrás, y está haciendo un fuerte lobby político, basado fundamentalmente en la sismicidad de nuestro país, a propósito del reciente terremoto.

SISMICIDAD NO ES RELEVANTE

Juan Carlos de la Llera, docente de la escuela de Ingeniería Estructural y Geotécnica de la Universidad Católica, consultor del proyecto del E-ELT para evaluar la confiabilidad del diseño de este edificio ante terremotos es categórico. No, La sismicidad en este caso no es tema. "Hoy existe la tecnología para proteger sísmicamente a las estructura y dejarlas esencialmente como si estuvieran en un país que no es sísmico, a un costo que es ínfimo", dice.
Por lo mismo, el experto en estructuras antisísmicas -lo avalan más de 15 edificios de gran tamaño que no sufrieron daño alguno en el terremoto- cree que la decisión en este caso debe pasar por la calidad de los cielos y no por el movimiento del piso.

Agrega otro dato: el costo de proteger totalmente al E-ELT de un posible terremoto en suelo nacional es apenas un 0,05% del presupuesto total de la inversión global del mega telescopio.


Esta vista aérea muestra la belleza del Desierto de Atacama chileno alrededor del Observatorio Paranal de ESO, hogar del emblemático Very Large Telescope (observable abajo a la derecha). Cerca del VLT, se puede ver la cúpula del telescopio de sondeo VISTA y, a la derecha, la Residencia de Paranal y el campamento. La cumbre alta en la distancia es el volcán Llullaillaco, de 6.739 metros de altura en la Cordillera de los Andes. También en la imagen, hacia el centro y a la izquierda, se puede ver una cumbre aislada con un camino sinuoso que se dirige a su cumbre. Ese es el Cerro Armazones, hogar seleccionado para el futuro European Extremely Large Telescope (E-ELT).


El equipo del European Extremely Large Telescope (E-ELT) estudió media docena de emplazamientos potenciales para el futuro observatorio E-ELT que, con su espejo de 42 metros de diámetro, será el ojo más grande del mundo en el cielo. Varios aspectos debieron ser considerados en el proceso de selección del emplazamiento. Los parámetros tomados en consideración no se restringieron a la “calidad del cielo”, sino que incluyeron aspectos científicos más generales, así como parámetros esenciales para la construcción y operación. La imagen superior muestra el equipo de pruebas en Cerro Armazones, seleccionado por el Consejo de ESO.


De noche en la instalación de ESO que monitoriza la calidad astronómica del cielo en Cerro Armazones, en el desierto chileno cercano al Observatorio Paranal de ESO, donde se ubica el Very Large Telescope (VLT). Cerro Armazones fue elegido como el emplazamiento para instalar el European Extremely Large Telescope (E-ELT), que con su espejo de 42 metros de diámetro, será el ojo más grande del mundo en el cielo.


ESO instalará en Antofagasta E-ELT (Telescopio Europeo Extremadamente Grande)
26-04-2010

En Cerro Armazones, frente de Cerro Paranal, el consejo del Observatorio Europeo Austral (ESO) instalará el que será "el ojo más grande del mundo en el cielo".

El 26 de abril de 2010, el Consejo del Observatorio Europeo Austral (ESO) seleccionó Cerro Armazones como ubicación de referencia del futuro European Extremely Large Telescope (E-ELT, o Telescopio Europeo Extremadamente Grande). Armazones es una montaña de 3.060 metros de altura en la parte central del Desierto de Atacama, en Chile, ubicada a unos 130 kilómetros al sur de Antofagasta y a unos 20 kilómetros de Cerro Paranal, hogar del Very Large Telescope de ESO.

"Este es un hito importante que nos permite finalizar el diseño base de este ambicioso proyecto, que posibilitará importantes avances en el conocimiento astronómico", señala Tim de Zeeuw, Director General de ESO. "Agradezco al equipo que seleccionó el lugar por el enorme trabajo que ha realizado en los últimos años".

El próximo paso de ESO es construir el telescopio europeo óptico-infrarrojo extremadamente grande (E-ELT), con un espejo primario de 42 metros de diámetro. El E-ELT será "el ojo más grande del mundo en el cielo", el único telescopio de su tipo a nivel mundial. ESO está diseñando detallados planes de construcción con la colaboración de la comunidad. El E-ELT abordará muchas de las preguntas más apremiantes aún sin resolver en astronomía, y podría finalmente revolucionar nuestra percepción del Universo tanto como el telescopio de Galileo lo hizo hace 400 años. La luz verde para la construcción se espera a fines de 2010 y el inicio de las operaciones para 2018.

La decisión acerca de la ubicación del E-ELT ha sido adoptada por los delegados de los 14 países miembros de ESO y está basada en una exhaustiva investigación meteorológica comparativa, que ha durado varios años. La mayor parte de la información reunida durante el proceso de selección será publicada a lo largo de 2010.

Varios factores tuvieron que ser considerados en el proceso de selección del emplazamiento.Obviamente la "calidad astronómica" de la atmósfera (por ejemplo, el número de noches despejadas, la cantidad de vapor de agua y la "estabilidad" de la atmósfera, también conocida como seeing) ha jugado un papel crucial. Pero también debieron ser tomados en cuenta otros parámetros, tales como los costos de construcción y operación, y las sinergias científicas y operacionales con otras grandes instalaciones (VLT/VLTI, VISTA, VST, ALMA, SKA, etc.).

En marzo de 2010, el Consejo de ESO recibió un informe preliminar con las principales conclusiones del Comité Asesor para la Selección del Emplazamiento del E-ELT [1]. Estas conclusiones confirmaron que todos los lugares examinados en la lista de preselección (Armazones, Ventarrones, Tolonchar y Vizcachas en Chile, y La Palma en España) tienen muy buenas condiciones para la observación astronómica, cada uno con sus fortalezas particulares.

El informe técnico concluyó que Cerro Armazones, cerca de Paranal, destaca como la ubicación claramente preferida, dado que ofrece el mejor equilibrio de calidad de cielo entre todos los factores considerados, y que puede ser operado de manera integrada con el Observatorio Paranal de ESO. Cerro Armazones y Paranal comparten las mismas condiciones ideales para la observación astronómica. Ambos cuentan con más de 320 noches despejadas al año.

Tomando en cuenta la recomendación muy clara del Comité Asesor para la Selección del Emplazamiento y todos los demás aspectos relevantes, especialmente la calidad científica del lugar, el Consejo ha aprobado ahora la elección de Cerro Armazones como ubicación de referencia del E-ELT.

"Agregar las capacidades de transformación científica del E-ELT al ya tremendamente potente observatorio VLT, garantiza el futuro de Paranal a largo plazo como el observatorio óptico/infrarrojo más avanzado del mundo, fortaleciendo aún más la posición de ESO como la organización líder a nivel mundial en la astronomía en Tierra", indica de Zeeuw.

Anticipándose a la elección de Cerro Armazones como futuro emplazamiento del E-ELT y para facilitar y apoyar el proyecto, el Gobierno de Chile ha acordado donar a ESO una extensión importante de terreno contiguo a la propiedad de ESO en Paranal y que contiene a Armazones, con el fin de asegurar la protección del lugar contra influencias adversas, particularmente contaminación lumínica y actividades mineras.

El Consejo ha concluido que la motivación principal para decidir el emplazamiento del E-ELT debe ser la mejor calidad científica del lugar. La calidad científica de Cerro Armazones y el impacto positivo en el futuro liderazgo científico de ESO que tendrá ubicar allí el E-ELT, son suficientemente fuertes para contrarrestar la oferta muy sustanciosa realizada por España.

PLAZOS:
2011: Comienza la construcción en cerro Armazones, 130 kilómetros al sur de Antofagasta y a 20 kilómetros de Cerro Paranal.
2018: Finaliza la construcción y se registra la "primera luz". Luego, seis meses o un año de puesta a punto.
2019: primeras observación científica

El 26 de abril de 2010, el Consejo de ESO seleccionó al Cerro Armazones como el emplazamiento para instalar el European Extremely Large Telescope, de 42 metros. Armazones es una montaña aislada de 3.060 metros de altura en el centro del Desierto de Atacama, en Chile, ubicada a unos 130 kilómetros al sur de Antofagasta y a unos 20 kilómetros de Cerro Paranal, hogar del Very Large Telescope de ESO. La fotografía superior muestra el equipo de pruebas de la calidad astronómica del cielo en la cumbre de Cerro Armazones.
Esta panorámica de 360 grados al atardecer muestra el equipo de monitorización del cielo de ESO en Cerro Armazones, en el desierto chileno cercano al Observatorio Paranal de ESO, donde se ubica el Very Large Telescope (VLT). Cerro Armazones fue elegido como el emplazamiento para instalar el European Extremely Large Telescope (E-ELT), que con su espejo de 42 metros de diámetro, será el ojo más grande del mundo en el cielo.


Vista de Cerro Armazones, en el desierto chileno cercano al Observatorio Paranal de ESO, donde se ubica el Very Large Telescope (VLT). Cerro Armazones fue elegido como el emplazamiento para instalar el European Extremely Large Telescope (E-ELT), que con su espejo de 42 metros de diámetro, será el ojo más grande del mundo en el cielo.

Espectacular panorámica de 360 grados de Cerro Armazones, en el desierto chileno cercano al Observatorio Paranal de ESO, donde se ubica el Very Large Telescope (VLT). Cerro Armazones fue elegido como el emplazamiento para instalar el European Extremely Large Telescope (E-ELT), que con su espejo de 42 metros de diámetro, será el ojo más grande del mundo en el cielo.




Chile finalmente albergará el telescopio más grande del mundo
Se emplazará en cerro Armazones, en las cercanías de Antofagasta.

Fuente: Emol - 26 de Abril de 2010

SANTIAGO.- Esta mañana el Consejo del Observatorio Astronómico Europeo Austral (ESO) decidió que el cerro Armazones, en las cercanías de Antofagasta, albergará el que será el telescopio óptico e infrarrojo más grande del mundo, conocido como E-ELT (siglas para Telescopio Europeo Extremadamente Grande).

De acuerdo con la planificación, el inicio de las operaciones de este telescopio está programado para 2018 y todavía debe definirse el financiamiento.

Armazones es una montaña de 3.060 metros de altura en la parte central del Desierto de Atacama, ubicada a 130 kilómetros al sur de Antofagasta y a 20 kilómetros de Cerro Paranal, hogar del Very Large Telescope (VLT).

El E-ELT tendrá un espejo primario de 42 metros de diámetro y será "el ojo más grande del mundo en el cielo", considerado el único telescopio de su tipo a nivel mundial.

Uno de sus objetivos será abordar muchas de las preguntas más apremiantes aún sin resolver en astronomía, y podría finalmente revolucionar nuestra percepción del Universo tanto como el telescopio de Galileo lo hizo hace 400 años.

"Este es un hito importante que nos permite finalizar el diseño base de este ambicioso proyecto, que posibilitará importantes avances en el conocimiento astronómico", señala Tim de Zeeuw, Director General de ESO. "Agradezco al equipo que seleccionó el lugar por el enorme trabajo que ha realizado en los últimos años", agregó.

Exhaustiva investigación

La decisión acerca de la ubicación del E-ELT fue adoptada por los delegados de los 14 países miembros de ESO y está basada en "una exhaustiva investigación meteorológica comparativa, que ha durado varios años. La mayor parte de la información reunida durante el proceso de selección será publicada a lo largo de 2010", afirmó la entidad.

Varios factores tuvieron que ser considerados en el proceso de selección del emplazamiento. Obviamente la "calidad astronómica" de la atmósfera (por ejemplo, el número de noches despejadas, la cantidad de vapor de agua y la "estabilidad" de la atmósfera, también conocida como seeing) ha jugado un papel crucial. Pero también debieron ser tomados en cuenta otros parámetros, tales como los costos de construcción y operación, y las sinergias científicas y operacionales con otras grandes instalaciones.

"Agregar las capacidades de transformación científica del E-ELT al ya tremendamente potente observatorio VLT, garantiza el futuro de Paranal a largo plazo como el observatorio óptico/infrarrojo más avanzado del mundo, fortaleciendo aún más la posición de ESO como la organización líder a nivel mundial en la astronomía en Tierra", indica de Zeeuw.

Anticipándose a la elección de Cerro Armazones como futuro emplazamiento del E-ELT y para facilitar y apoyar el proyecto, el Gobierno de Chile ha acordado donar a ESO una extensión importante de terreno contiguo a la propiedad de ESO en Paranal y que contiene a Armazones, con el fin de asegurar la protección del lugar contra influencias adversas, particularmente contaminación lumínica y actividades mineras.





Objetivo de telescopio que albergará Chile es buscar vida en otros planetas

Se espera que la construcción comience el próximo año y que las primeras observaciones científicas partan el 2019.
Por Francisco Álvarez B., Emol Lunes 26 de Abril de 2010
SANTIAGO.- El telescopio óptico e infrarrojo más grande del mundo, conocido como E-ELT (siglas para Telescopio Europeo Extremadamente Grande), que se construirá en el cerro Armazones, en las cercanías de Antofagasta, tendrá como principal objetivo buscar vida en otros planetas.

"La respuesta más interesante que podemos entregar con este telescopio es si hay vida en otros sistemas o en otros planetas", destacó desde Alemania Roberto Glimozzi, astrónomo y principal investigador del E-ELT.

Esto porque no sólo van a poder tener imágenes de planetas alrededor de estrellas, sino que también va a poder analizar su atmósfera y composición química, así como también encontrar indicaciones de presencia de vida si ésta existe.

"Si hay un tema que puede resumir la potencialidad del telescopio éste es el más importante", enfatizó.

Pero esta no será su única misión, ya que Glimozzi destacó que en términos de la observación astronómica "aún hay muchas preguntas por responder, debido principalmente a nuestras capacidad técnicas", como el tema de la existencia de planetas parecidos a la Tierra o la energía oscura.

Pero gracias a los 42 metros de diámetro del espejo del observatorio de cerro Armazones, se podrá contar con dos grandes características que no poseen otros telescopios más pequeños: primero, que tiene muy buena resolución especial y segundo que puede contener muchos objetos en una sola imagen, algo así como una gran panorámica, la cual además es muy sensible a la luz, por lo que se pueden captar muchos más elementos que en otros aparatos.

Lo que viene ahora

Tras la elección de Chile como el lugar donde se emplazará el futuro E-ELT, este año es crucial para las siguientes etapas de este proyecto.

Primero, en septiembre se someterá a revisión un informe sobre el plan de construcción y operación que deberá ser elaborado por la ESO y tras esto, en diciembre, el Consejo de esta entidad definirá si se construye de acuerdo con estas especificaciones.

No obstante, Massimo Tarenghi sostuvo que esto no significa que el telescopio más grande del mundo no se vaya a construir en Chile, ya que esta es una decisión tomada. Sólo significaría que todo el programa podría atrasarse algunos meses para conseguirse el financiamiento de 1.500 millones de dólares que se requiere para su construcción, de los cuales Chile no aporta nada.

Gabriel Rodríguez, director de Energía, Ciencia y Tecnología del Ministerio de Relaciones Exteriores explicó que el aporte del Gobierno es otro: donar los terrenos en los cuales se construirá el telescopio, mejorar los caminos y la conectividad, además como comprometerse a generar un área de protección de 38 mil hectáreas que estarán libre de contaminación lumínica, entre otras medidas.

4/24/2010

Celebramos los 20 años del Telescopio Espacial Hubble...



Hoy se celebran los 20 años del telescopio espacial Hubble

Como ya es usual en fechas especiales, el buscador más popular de la red, Google, recuerda hoy la inauguración del telescopio Hubble.

El logo homenajea la histórica proeza científica que abrió los horizontes de la astronomía.

El telescopio comenzó a funcionar el 24 de abril de 1990 y la Nasa anunció que no funcionará más allá de 2014.

Para celebrar la fecha, la Agencia Espacial estadounidense, celebró con la difusión este mes en su sitio de Internet de las fotos más espectaculares del universo captadas por el telescopio.
Las imágenes seleccionadas por astronautas y científicos de la agencia espacial muestran el nacimiento y muerte de estrellas, la colisión de galaxias y al universo en las primeras etapas de su formación.

El Hubble comenzó su histórica proeza científica el 24 de abril de 1990, cuando partió hacia una órbita de 600 kilómetros sobre la Tierra instalado en el transbordador espacial Discovery
INT/MMB

http://hubblesite.org/gallery/

http://hubble.esa.int/science-e/www/area/index.cfm?fareaid=31

http://www.spacetelescope.org/images/heic0506b/

http://www.oarval.org/HSTsp.htm





Telescopio espacial Hubble
De Wikipedia






Organización: NASA/ESA

Régimen de longitud de onda: Ultravioleta, visible e infrarrojo cercano

Altitud orbital: 600 Km.

Período orbital: 97 min.

Fecha de lanzamiento: 24 de abril de 1990

Fecha de desactivación: Prevista hacia 2014 (incierta)

Masa: 11 000 Kg.

Páginas Web:

http://hubble.nasa.gov

http://www.stsci.edu

http://www.spacetelescope.org/

Características:

Tipo de telescopio Ritchey-Chretien reflector

Diámetro 2,4 m

Área colectora aprox. 4,3 m2

Distancia focal efectiva 57,6 m

Instrumentos actuales (mayo de 2009)

NICMOS
Cámara y espectrómetro multi-objeto del infrarrojo cercano
ACS
Cámara avanzada para sondeos (parcialmente estropeada)
WFC3
Cámara de gran angular 3
STIS
Espectrógrafo de imágenes del telescopio espacial
COS
Espectrógrafo de orígenes cósmicos
FGS
Sensores de guiado fino





El Telescopio espacial Hubble (HST por sus siglas en inglés) es un telescopio robótico localizado en los bordes exteriores de la atmósfera, en órbita circular alrededor de la Tierra a 593 Km. sobre el nivel del mar, con un período orbital entre 96 y 97 min.
Denominado de esa forma en honor de Edwin Hubble, fue puesto en órbita el 24 de abril de 1990 en la misión STS-31 y como un proyecto conjunto de la NASA y de la ESA inaugurando el programa de Grandes Observatorios. El telescopio puede obtener imágenes con una resolución óptica mayor de 0,1 segundos de arco. La ventaja de disponer de un telescopio más allá de la atmósfera radica, principalmente, en que de esta manera se pueden eliminar los efectos de la turbulencia atmosférica, siendo posible alcanzar el límite de difracción como resolución óptica del instrumento. Además, la atmósfera absorbe fuertemente la radiación electromagnética en ciertas longitudes de onda, especialmente en el infrarrojo, disminuyendo la calidad de las imágenes e imposibilitando la adquisición de espectros en ciertas bandas caracterizadas por la absorción de la atmósfera terrestre.
Los telescopios terrestres se ven también afectados por factores meteorológicos (presencia de nubes) y la contaminación lumínica ocasionada por los grandes asentamientos urbanos, lo que reduce las posibilidades de ubicación de telescopios terrestres.
Una de las características del HST es la posibilidad de ser visitado por astronautas en las llamadas misiones de servicio (SM, por sus iniciales en inglés). Durante las misiones de servicio se pueden arreglar elementos estropeados, instalar nuevos instrumentos y elevar la órbita del telescopio. Hasta la fecha se han realizado 5 misiones de servicio (SM1, SM2, SM3A, SM3B y SM4). La última tuvo lugar en mayo de 2009 y en ella se produjo la mejora más drástica de la capacidad instrumental del HST, al instalarse dos nuevos instrumentos (WFC3 y COS), repararse otros dos (ACS y STIS) y mejorar otro más (FGS).

Descripción técnica

El telescopio tiene una masa en torno a 11 toneladas, de forma cilíndrica con una longitud de 13,2 m y un diámetro máximo de 4,2 m. El coste del HST ascendió (en 1990) a 2000 millones de dólares estadounidenses. Inicialmente un fallo en el pulido del espejo primario del telescopio fabricado por Perkin Elmer produjo imágenes ligeramente desenfocadas debido a aberraciones esféricas. Aunque este fallo fue considerado en su día como una importante negligencia por parte del proyecto, la primera misión de servicio al telescopio espacial pudo instalar un sistema de corrección óptica capaz de corregir el defecto del espejo primario (COSTAR, iniciales en inglés de Óptica correctora como reemplazo axial del telescopio espacial) alcanzándose las especificaciones de resolución inicialmente previstas.

El HST es un telescopio de tipo reflector y su espejo primario tiene un diámetro de 2,4 m. Para la exploración del cielo incorpora en la actualidad cuatro instrumentos con capacidad de obtener imágenes y espectros, un espectrógrafo y tres sensores de guiado fino que pueden actuar como interferómetros. Para la generación de electricidad se emplean dos paneles solares que alimentan las cámaras, los cuatro motores empleados para orientar y estabilizar el telescopio, los equipos de refrigeración de los instrumentos y la electrónica del telescopio. Así mismo, el HST dispone de baterías recargables a partir de los paneles solares que le permiten utilizar la electricidad almacenada cuando la Tierra eclipsa el Sol o cuando la orientación de los paneles solares no es la apropiada.



Las misiones de servicio

Ya desde su diseño, el HST se concibió como un telescopio espacial que podría ser visitado por el transbordador espacial.
Las razones para esa capacidad son:
• Poder reparar elementos estropeados. El espacio es un entorno agresivo para un satélite debido al efecto sobre los elementos electrónicos de las partículas elementales cargadas que se desplazan a gran velocidad y a la posibilidad de impactos con micro partículas. Por ese motivo, estaba claro desde el principio que algunas partes del HST fallarían en un plazo no muy largo.
• Instalar nuevos instrumentos, ya sean instrumentos científicos u otras partes del telescopio. Dada la rápida evolución de la tecnología, los detectores u ordenadores (por poner dos ejemplos) disponibles durante la larga vida del telescopio son superiores a los que originalmente se instalaron antes de su lanzamiento. Las visitas del transbordador permite actualizar esos elementos y así mejorar la capacidad del HST.
• Mantener la órbita del telescopio. Debido al rozamiento con la atmósfera (muy tenue pero no inexistente a esa altura), el telescopio es frenado muy lentamente y, como consecuencia de la atracción gravitatoria terrestre, pierde altura. Cada vez que el HST es visitado, el transbordador espacial ha de empujarlo a una órbita ligeramente más alta.

La primera misión de servicio (SM1)

La primera misión de servicio se llevó a cabo con el transbordador Endeavour (STS-61) en diciembre de 1993 y tuvo una duración de diez días. El plan de la SM1 estuvo fuertemente condicionado por la aberración esférica detectada tres años antes en el espejo primario. Las dos reparaciones más importantes fueron la sustitución del Fotómetro de Alta Velocidad (HSP, por sus iniciales en inglés) por la óptica correctora COSTAR y la instalación de la Cámara Planetaria y de Gran Angular 2 (WFPC2) en el lugar de la cámara original (WFPC). El propósito de COSTAR era el conseguir el enfoque correcto de los otros tres instrumentos axiles originales del telescopio (la Cámara de Objetos Débiles o FOC, el Espectrógrafo de Objetos Débiles o FOS y el Espectrógrafo Goddard de Alta Resolución o GHRS). La WFPC2 ya incorporaba su propia corrección del efecto de la aberración esférica del espejo primario. Además, se instalaron dos nuevos paneles solares, cuatro giroscopios, dos unidades eléctricas de control, dos magnetómetros y un nuevo ordenador de a bordo. Por último, la órbita del HST fue elevada por primera vez desde su lanzamiento.
La SM1 estuvo rodeada de gran expectación. Por ejemplo, la revista New Scientist declaraba antes de su ejecución que constituía “la reparación más ambiciosa de la historia de la aeronáutica”. El éxito de la misión fue total hasta el punto que el jefe científico del proyecto, Edward J. Weiler, declaró que "el Hubble ha quedado reparado a un grado que nunca hubiéramos soñado”.
La segunda misión de servicio (SM2)
La segunda misión de servicio se llevó a cabo con el transbordador Discovery (STS-82) en febrero de 1997. En ella se reemplazaron dos instrumentos preexistentes (el GHRS y el FOS) por otros dos nuevos, el Espectrógrafo de Imágenes del Telescopio Espacial (STIS) y la Cámara y Espectrómetro Multi-Objeto del Infrarrojo Cercano (NICMOS), se sustituyó un sistema de almacenamiento de datos en cinta por uno de estado sólido, se reparó el aislamiento térmico y se elevó la órbita del telescopio. El sistema de refrigeración de NICMOS no funcionó de la manera especificada y eso hizo que su vida útil se redujera de 4,5 a 2 años.
La tercera misión de servicio (SM3A)

La tercera misión de servicio se llevó a cabo con el transbordador Discovery (STS-103) en diciembre de 1999.
La cuarta misión de servicio (SM3B)

La cuarta misión de servicio se llevó a cabo con el transbordador Columbia (STS-109) en marzo de 2002.
La quinta misión de servicio (SM4)

La quinta misión de servicio se llevó a cabo con el transbordador Atlantis (STS-125) en mayo de 2009. Ésta fue la última misión de servicio y duró 11 días, participaron en ella 7 tripulantes con el objetivo de reparar y añadir nuevos instrumentos al telescopio.
La quinta misión de mantenimiento, prevista para 2006, se canceló inicialmente pero posteriormente se reinstauró. Con ella, está previsto que el Hubble alcanzará el final de su vida útil hasta mediados de la década de 2010. La fecha exacta del fin del Hubble es incierta, ya que depende de la vida de los giróscopos, baterías y el frenado atmosférico (corregible). La NASA prevé lanzar hacia el 2012 un telescopio de nueva generación (el James Webb) para observar en el infrarrojo cercano y medio. El Telescopio Espacial James Webb no es un sustituto del Hubble sino un complemento, ya que observa en un rango distinto del espectro electromagnético.
El 14 de junio de 2006 la cámara avanzada para sondeos (siglas en inglés, ACS), uno de los instrumentos considerados fundamentales en el telescopio, dejó de funcionar. La causa fue un excesivo voltaje en el circuito de alimentación principal que fue subsanada con la activación del sistema de respaldo. El 30 de junio la ACS volvió a funcionar correctamente. El 31 de octubre de 2006, el Administrador de NASA anunció la aprobación para una misión de mantenimiento. Esta misión de 11 días de duración tendrá lugar tentativamente en el otoño de 2008 y entraña la instalación de nuevas baterías, de la tercera cámara de gran angular (WFC3) y de un nuevo espectrógrafo (COS), así como la reparación de los giróscopos y posiblemente de STIS.
El 27 de enero de 2007, la ACS dejó de funcionar de nuevo debido a un cortocircuito en la misma. En principio, se pensó que el daño era irreversible para todos sus detectores. No obstante, más tarde se consiguió revivir uno de ellos (la SBC) y en la actualidad se está analizando si es posible reparar o no los otros dos (el WFC y el HRC) en la próxima misión de reparación. En la decisión final influirán los nuevos instrumentos que se instalarán en dicha misión (la WFC3 y el COS) y si es preferible reparar la ACS o STIS (existe un tiempo máximo que los astronautas pueden pasar fuera de la nave y la reparación de un instrumento lleva varias horas como mínimo). Mientras tanto, el Hubble utilizará los demás instrumentos que están disponibles para investigaciones. 1





Datos recogidos sobre el origen del universo

El Hubble está logrando que los teóricos se replanteen algunas de sus ideas tocantes a la edad del universo. De hecho, el entendimiento actual los ha situado ante una paradoja. Los datos más recientes que ha proporcionado el Hubble, según Wilford, escritor de asuntos científicos del periódico The New York Times, “indican de manera convincente que el universo puede ser mucho más joven de lo que calculaban los científicos. Tal vez no tenga más de ocho mil millones de años”, en vez de los cálculos anteriores, que le asignaban veinte mil millones. El problema radica en que “se da por seguro que algunas estrellas tienen unos dieciséis mil millones de años”.

No es de extrañar que, como sigue diciendo, “el universo parezca querer engañar a los cosmólogos lanzándoles con efecto la pelota de los hechos y demostrando así las lamentables limitaciones de sus conocimientos”. Además agrega: “Los que se dedican al estudio del universo han de aceptar la probabilidad de que, por muy brillantes e ingeniosos que sean, no conseguirán responder muchas preguntas fundamentales”.


Imágenes enviadas

No tardó en demostrarse que había valido la pena corregir el sistema óptico. En junio de 1994, la revista Time publicó que el Hubble había descubierto claros indicios en apoyo de la existencia de los agujeros negros. La NASA anunció que este había descubierto una “nube de gases en forma de disco que gira a la vertiginosa velocidad de 1,9 millones de kilómetros por hora”. Se halla a unos 50 millones de años luz, en el centro de la galaxia M87. Se dice que tiene una masa estimada de entre 2.000 y 3.000 millones de estrellas del tamaño del Sol, pero comprimidas en un espacio del tamaño del sistema solar. Los científicos calculan que el disco de gases tiene una temperatura de 10.000 grados Celsius. La única explicación que puede darse en la actualidad para este fenómeno es la existencia de una enorme fuerza gravitatoria ejercida por un mastodóntico agujero negro, en torno al cual da vueltas el disco.

El Hubble también envió imágenes extraordinarias del cometa Shoemaker-Levy 9 cuando este se dirigía en una trayectoria autodestructiva a Júpiter, donde se desintegró en julio de 1994. Las imágenes de las galaxias que envía el Hubble son de tal nitidez que un científico calificó así el trabajo: “Un ligero cambio en el espejo, un paso gigante en astronomía”. Según la revista Investigación y Ciencia, en la actualidad “la resolución del Hubble decuplica la del mejor instrumento instalado en tierra, y gracias a ello puede observar con claridad un volumen de espacio mil veces mayor [que otros telescopios]”.

Cifras

• En el momento de ser lanzado era del tamaño de un vagón cisterna o de un edificio de cuatro pisos, de 13 metros de longitud y 4 de diámetro, y un peso superior a las 12 toneladas.
• La cámara más sofisticada del telescopio espacial Hubble ha creado una imagen mosaico de un gran pedazo del cielo, que incluye al menos 10.000 galaxias.
• El Hubble se encuentra a 593 kilómetros sobre nivel del mar.
• Con el telescopio Espacial Hubble se han observado aproximadamente un millón de objetos. En comparación, el ojo humano tan sólo puede ver unas 6.000 estrellas a simple vista.
• Las observaciones del HST, incluyendo unas 500.000 fotografías, ocupan 1.420 discos ópticos de 6,66 GB (8,34 terabytes).
• El Hubble tiene un índice con la posición detallada de 15 millones de estrellas (catálogo H.G.S.C. o Hubble Guide Star Catalogue) que le permite apuntar con gran precisión a sus objetivos.
• El Hubble ha dado la vuelta a la Tierra cada 97 min., viajando casi 3.000 millones de km, una distancia superior a la que supondría hacer un viaje de ida a Neptuno.
• Astrónomos de más de 45 países han publicado los descubrimientos hechos con el Hubble en 4.800 artículos científicos.
• El Hubble da una vuelta a la Tierra cada 97 minutos a una velocidad de 28.000 kilómetros por hora.2 Aun así es capaz de apuntar a un astro con enorme precisión (la desviación es inferior al grosor de un cabello humano visto a una distancia de un kilómetro y medio).