8/12/2008



Orión era un gran cazador.

Courtesy of Corel Corporation


Los antiguos Griegos vieron la figura del gran mito Griego Orión en el cielo de la noche. Hay diferentes historias sobre el nacimiento de Orión. De acuerdo a una versión del mito, Orión era el hijo de un pobre pastor llamado Hirieo. Una vez, Zeus, Hermes, y Poseidón pasaron por casa Hirieo. Hirieo fue tan generoso con sus invitados que mató el único animal que tenía que era un toro.

Hirieo no sabía que sus invitados eran dioses. Los dioses querían agradecer la generosidad de Hirieo concediéndole un deseo. El deseo más grande de Hirieo era el de tener un hijo. Los dioses le dijeron que enterrara la piel del toro que había sacrificado para ellos y que orinara encima de eso. Después de nueve meses, un niño nació en ese lugar. El niño se convirtió en un muchacho muy hermoso y fuerte.

El era tan buen cazador que fue empleado por el rey Oenopión para que matara las feroces bestias que estaban aterrorizando a los habitantes de la isla de Chios. Contento con su éxito, Orión dijo que mataría a todos los animales salvajes de la Tierra. Pero la diosa de la tierra Gea, quien era la madre de todos los animales, no estaba contenta con las intenciones de Orión.

Entonces, Gea le envió un enorme escorpión a Orión. Orión pronto se dio cuenta que su fortaleza y espada eran inútiles contra esa bestia poderosa. Trató de escapar, pero el escorpión lo picó y mató. Como recompensa, Gea colocó al escorpión en el cielo como una constelación que aparece como si constantemente estuviera persiguiendo a Orión cuya figura fue también colocada entre las estrellas.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario